Consejos para hacer la compra

Cuando comemos no sólo saciamos nuestro apetito y disfrutamos con ello, sino que estamos aportando a nuestro organismo los componente que éste requiere para funcional. Así, la mejor manera de alcanzar un buen estado nutricional es incluir en nuestra alimentación diaria una amplia variedad de alimentos.

Para garantizar una alimentación saludable es conveniente conocer el tipo de alimentos que necesitamos y en qué proporción, respetar las normas básicas de seguridad alimentaria en la cocina y seguir las pautas de la Pirámide de la Alimentación Saludable.

Por tanto lo llamaremos: HACER LA COMPRA SALUDABLE.

¿Estás de acuerdo conmigo? Pues ahí van unos consejos:

Imagen1

Consejos para una alimentación saludable.

Seguiremos las recomendaciones de la pirámide alimentaria que te he puesto aquí arriba para recordarla. Es muy fácil, sólo es cuestión de saber las raciones de cada grupo de alimentos que debo consumir a la semana y hacer un cálculo aproximado.

Os voy a dar otra pista. Es importante saber a cuánto equivale una ración de un alimento. Pues bien, os añado esta otra tabla para que os ayude a tener una idea.

22

Nos quedaremos con el rango que más nos convenga, por ejemplo, si eres mujer será mejor que te quedes con 60g de arroz o pasta como medida de una ración que con 80g, ó con 100g de carne en vez de 125g, ya que como norma, la mujer media necesita menos energía que un hombre medio.

Y ahora, ¿cómo organizo la lista de la compra?

Hacer una lista de compra te va a servir para muchas cosas. Para hacer la compra más rápido si ya sabes lo que quieres. A ahorrar dinero ya que sólo compras lo necesario. A no tirar comida que te sobra en casa y se hace mala, además de asegurar una higiene alimentaria. Al hacer la lista te obligar a echar un vistazo antes de comprar para saber lo que aún te queda o no. A comer de forma más saludable si ya tienes tu menú planificado.

Para tener el menú planificado o semi-planificado es importante seguir con las raciones recomendadas como os he dicho, de esta manera también te sentirás más relajado/a y con menos estrés a la hora de cocinar, ya que sabrás que te toca cada día. Además si algún día comes o cenas fuera, también tienes una idea de lo que pedir para cumplir con tu plan ideal, por ejemplo, si ese día habías puesto en el menú que te tocaba pescado, podrás pedirte un pescado para asegurar tus raciones semanales, o si comes otra cosa, ya sabrás cómo modificar o compensar al día siguiente tu menú diario.

Mi consejo para planificar, tanto el menú como la compra en general, es tener un boceto de un menú semanal e ir rellenando hasta completar con las raciones adecuadas.  Lo puedes hacer con platos ya elaborados si sabes cómo los vas a cocinar, combinar, etc. O puedes, simplemente, poner un alimento del grupo y ya decidirás cómo cocinarlo. Mirar un ejemplo:

33 pequerecetas

Este es un ejemplo de cómo puedes ir re-llenándolo. Para los desayunos, medias mañanas y meriendas es más fácil, elige un par de combinaciones para cada y ve alternando.

Cada comida debe ser equilibrada, es decir, debe llevar una ración de verduras, otra de hidratos de carbono, otra de proteínas y una fruta.

Así que, una vez que ya tienes la planificación, para calcular cuánto tendré que comprar puedes hacer lo siguiente:

-Pescado: si somos 2 en casa, compraré unos 250 g para los 2. Algunos pescados ya envasados y congelados pesan mucho, fíjate en el peso y sí ya pesan unos 200 lo puedes partir por la mitad y sabrás cuánto es tu ración. Si no, fíjate en los trozos pequeños y elige esos.

Para carne lo mismo

-Pan: si comes todos los días para desayunar y para cenar, por ejemplo, calcula que serán unos 80 ó 120 gramos al día. Depende del tipo de pan que compres (fíjate en el peso), compra las barras que necesitarás, por ejemplo, una barra de 200g te durará al menos 2 días para ti o 1 día si coméis 2. Aunque el pan es fácil congelarlo y aguanta, el problema es sacar la barra entera a la mesa y no tener control, por lo tanto, te propongo que lo partas a trozos y lo congeles, así cada vez sacas el trozo que te vas a comer, ni más ni menos.

-Fruta: Calcula 3 al día y multiplica por 7. Aunque la fruta y verdura puedes ir a comprarla 2 veces a la semana para que esté más fresca.

– Huevos: Es mejor comprar el paquete de 6 que de 12, así las raciones salen más justas  y los huevos se mantienen frescos.

Haz lo mismo con todos los grupos de alimentos.

Orden de la compra:

Lo ideal es comprar primero los productos que no necesiten frío. Acuérdate también de los productos de limpieza, etc. Éstos irán separados en el carro de la comida para evitar contaminación. Una vez que tengas lo no fresco, pasarás a comprar los productos frescos, como el pescado, la carne, los yogures. Recuerda que esté todo bien envasado e intenta no colocarlo encima de algún alimentos ya listo para comer, así evitarás posibles contaminaciones. Lo último que debes comprar son los productos congelados como pescado, guisantes, judías, gambas, todo lo que elijas congelado.

Espero que estas ideas te ayuden a organizar tu lista de la compra y tu carro. Recuerda también, compara precios, etiquetados y asegurarte de que todo está bien envasado, los productos son frescos y de calidad.

Y ahora, mi pregunta es: ¿qué orden seguir para guardar todo en casa? Puedes encontrarlo AQUÍ

Ah!! Algo muy importante, elige bien el momento de la compra. Ve sin hambre y así evitarás caer en las tentaciones.

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºColCV: 00282

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s