Alimentación en tiempos de crisis

El proceso de selección de alimentos es una parte de la alimentación fruto de la disponibilidad y del aprendizaje de cada individuo que le permitirá componer su ración diaria y fraccionarla a lo largo del día de acuerdo con sus hábitos y condiciones personales. Este proceso está influido por factores socioeconómicos, psicológicos y geográficos, es por tanto un proceso voluntario y por ello nuestro objetivo es fomentar la alimentación saludable a través del máximo aprovechamiento y aprendizaje culinario de los alimentos a los que podemos acceder.

¿Por qué comemos? Comemos porque necesitamos energía para poder llevar a cabo las actividades de nuestro día a
día. Se puede decir que todas las formas de comer son buenas si responden a una elección de alimentos, hecha de tal forma, que sea capaz de aportar las sustancias nutritivas necesarias al ser humano en cada momento de su ciclo vital. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, dentro de nuestras limitaciones, hay que orientar nuestra ingesta hacia una alimentación lo más saludable posible, la cual se caracteriza por ser:

SUFICIENTE en energía y nutrientes, es decir, que aporta la cantidad de calorías y nutrientes necesarios para mantener las funciones vitales y para realizar las actividades físicas e intelectuales diarias.

ADECUADA a la zona geográfica, religiones, patrones culturales y a las necesidades fisiológicas a lo largo de las diferentes etapas de la vida. En la edad adulta un balance está equilibrado cuando el individuo mantiene un peso estable, sin embargo, en la infancia la alimentación les debe permitir un correcto desarrollo y crecimiento.

VARIADA, debido a que no existe ningún alimento que aporte todos los nutrientes y en las cantidades idóneas que el
organismo necesita.

EQUILIBRADA respecto a la energía que vamos a consumir, sin déficit, ya que no se podrían realizar las funciones vitales, ni excesos, que hacen que las cantidades excedentes se depositen en forma de grasa.

HIGIENICAMENTE SEGURA con la finalidad de garantizar la inocuidad de los alimentos. La Organización Mundial de la Salud estima que las enfermedades causadas por alimentos contaminados constituyen uno de los problemas sanitarios más difundidos en el mundo de hoy. Algunas prácticas sencillas para reducir considerablemente el riesgo que extrañan las enfermedades de origen alimentario son:

1. Mantenga la limpieza. Lávese las manos para manipular los alimentos, mantenga las superficies y utensilios
limpios y proteja la zona de cocinado de insectos, mascotas y otros animales.
2. Separe alimentos crudos y cocinados con la finalidad de evitar la contaminación cruzada.
3. Cocine completamente. Prepare los alimentos hasta alcanzar los 70 ºC y recaliente completamente la comida
cocinada.
4. Mantenga los alimentos a temperaturas seguras. Los de conservación en frío en refrigerador por debajo de 4ºC,
los congelados a -18ºC y los de temperatura ambiente cubiertos. No deje los alimentos ya cocinados fuera del
frigorífico más de dos horas.
5. Use agua y materias primas seguras. Lave bien las verduras antes de cocinarlas y las frutas antes de comerlas.

La elección de los alimentos debe convertirse en una práctica cotidiana, por ello es importante aprender a elegir en la
medida de lo posible los diferentes alimentos que deben componer las ingestas del día. Para conseguir una alimentación saludable debes elegir a la semana una buena combinación de varios alimentos de los siguientes grupos:

alimentacion crisis

Además, recuerda que el ejercicio físico es necesario para mantener un buen estado de salud. La práctica diaria de
30 minutos de ejercicio puede prevenir enfermedades cardiovasculares y 60 minutos diarios previene el sobrepeso y la obesidad.

Para APROVECHAR BIEN SU DESPENSA será de suma importancia que la compra la realice en lugares donde
se puedan comprar productos de temporada a buen precio teniendo en cuenta las ofertas del día. De esta forma el
presupuesto invertido estará bien empleado. La finalidad es alcanzar la cantidad y la frecuencia de alimentos que garanticen una buena salud con el menor presupuesto posible y adaptado a nuestra disponibilidad económica.

Si queremos optimizar la compra será interesante que previamente realicemos una buena y correcta planificación del menú semanal, de esta forma evitaremos realizar compras innecesarias y caprichosas, priorizando en los alimentos básicos.

alimentación crisis 3

LISTA DE LA COMPRA:

• 1 pollo entero
• Carcasas
• 1 tarrina higaditos
• Láminas de canelones
• Bolsa de espinacas congeladas
• Bolsa de ensaladilla
• Panga congelada
• Latas de atún
• Merluza congelada
• Longanizas
• Tomate natural triturado
• Magro picado
• Huevos
• Pasta y arroz
• Tarrina de queso fresco

RECOMENDACIONES PARA LAS PREPARACIONES CULINARIAS

Con el objetivo de fomentar el consumo responsable de los alimentos hay que tener en cuenta una serie de
recomendaciones, reduciendo al máximo el desperdicio alimentario. Te proponemos unos consejos prácticos culinarios que facilitaran la preparación adecuada de los alimentos:

alimentación crisis 4

Sara Navarro y Cristina Puchades
Estudiantes de NUTRICIÓN
HUMANA Y DIETÉTICA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s