Dietas con modificación de la textura y consistencia. Dietas progresivas

PARTE I

DIETA LÍQUIDA

Son dietas utilizadas en el ámbito hospitalario y ambulatorio, en pacientes con situaciones específicas que necesitan un cambio en la textura en su dieta o una mínima estimulación gastrointestinal.

Introducción a las dietas líquidas

La dieta líquida está compuesta, como su nombre indica, por alimentos de textura líquida a temperatura ambiente, cuyo objetivo es aportar fluidos y electrólitos a individuos que presentan una enfermedad de base que sólo les permite realizar una dieta de textura líquida o recibir una mínima estimulación gastrointestinal. Hay que valorar la tolerancia digestiva para que la dieta llegue progresivamente a la normalidad. Es indicada para:
Dieta de transición entre la alimentación parenteral o la sueroterapia y el inicio de la alimentación oral.
• Preparación para una exploración gastrointestinal o cirugía intestinal. Estas dietas deberán contener una mínima cantidad de residuo con el objetivo de lograr una correcta preparación del colon.
• Tras la mejoría clínica del paciente que presenta procesos digestivos agudos, como el síndrome de malabsorción o el síndrome del intestino corto, la enfermedad inflamatoria intestinal o la enfermedad de Crohn.
• Después de cirugía mayor del aparato digestivo. La reintroducción de alimentos por vía oral tras una cirugía del aparato digestivo dependerá del tipo de intervención quirúrgica. Se introducirá una dieta líquida para valorar la tolerancia digestiva. El tiempo de duración de esta dieta suele ser corto para evitar posibles complicaciones nutricionales.
• En la cirugía oral o plástica de la cara y el cuello, así como en otros procesos postoperatorios, como la cirugía de esófago.
• Como primera etapa de la alimentación oral en pacientes muy debilitados (p. ej., después de una intervención quirúrgica).
• A corto plazo, puede ser una alternativa terapéutica para la reposición hidroelectrolítica en síndromes diarreicos.

• Individuos incapaces de masticar, deglutir o digerir alimentos sólidos. En aquellos casos en que esta dieta es la única fuente de nutrientes, será necesario añadir suplementos nutricionales.

Recomendaciones dietéticas y nutricionales para las dietas líquidas:

• Esta dieta incluye alimentos de textura líquida a temperatura ambiente o alimentos sólidos pasados por la licuadora o el colador chino que, con adición de líquidos, adquieren una textura líquida. Se trata de una dieta que produce una mínima estimulación gastrointestinal.
• La dieta líquida es nutricionalmente incompleta, es decir, no cubre las necesidades mínimas de energía (macro y micronutrientes) adecuadas para el individuo. Por dicho motivo, este tipo de dietas deben utilizarse durante períodos de tiempo breves. Aportan normalmente unas 400-600 kcal/día y entre 10 y 15 g/día de proteínas. En algunos pacientes, y siempre que la patología de base lo permita, la dieta líquida puede enriquecerse con la finalidad de aumentar su suficiencia nutricional, pudiendo alcanzar las 800-900 kcal/día. Para que la dieta sea nutricionalmente completa, es necesario el uso de suplementos nutricionales.
• La tolerancia y el aprovechamiento van a depender del individuo, del tipo de alimento, de la osmolaridad, del volumen, de la velocidad de administración y del tiempo que transcurre entre las tomas. Para conseguir una buena tolerancia, muchas veces es necesario administrar las dietas muy hiperosmolares a una velocidad más lenta y en pequeñas cantidades. Las dietas líquidas que incluyan como alimento la leche se podrán administrar en pacientes sin problemas gastrointestinales.
• La administración de una dieta líquida incompleta no debería superar los 3 días; en caso contrario, será necesario conocer las necesidades nutricionales del individuo y cubrirlas con suplementos nutricionales de textura líquida o con nutrición artificial.
• En la tabla 2.1 se exponen los diferentes alimentos que forman parte de esta dieta. Podemos enriquecer la dieta líquida descrita añadiendo alimentos muy nutritivos a los alimentos líquidos, sin perder la textura líquida deseada.
• En la tabla 2.2 se describe un ejemplo de dieta líquida enriquecida.

Dieta líquida 1

Dieta líquida 2

• Se pueden utilizar alguno de los siguientes alimentos para enriquecer la dieta:

  • Azúcar, miel, cacao: para enriquecer la leche, las infusiones o las bebidas de soja.
  • Cereales instantáneos muy diluidos: para enriquecer la leche o las infusiones
  • Leche en polvo: para enriquecer la leche y el yogur liquido
  • Nata diluida: para enriquecer el caldo de carne
  • Crema de leche: para enriquecer el caldo de verduras, carne o pescado
  • Aceites, margarinas: para enriquecer los caldos de verduras, carnes o pescados
  • Helados cremosos: para enriquecer la leche y el yogur liquido
  • Leche de almendras: para enriquecer la leche, el yogur o las infusiones
  • Proteínas en polvo: para los caldos de verdura, carne o pescado
  • Concentrados de caldo: para enriquecer los caldos de verduras
  • Purés comerciales de verduras: para enriquecer los caldos

Dieta líquida

Fuente: Tratado de nutrición. Nutrición y alimentación humana. José Mataix Verdú

Patricia García Alós

D-N NºColCV: 0282

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s