Intolerancia a la fructosa. Parte 3

Tres pasos para conseguir un vientre tranquilo.

El primer paso se completa en el momento de confirmar el diagnóstico de malabsorción de la fructosa. Ahora ya puedes empezar a cambiar tu dieta en tres fases, cosa que va a resultar más fácil de lo previsto. Dirígete a un especialista en alimentación y nutrición para que te guíe y te resulte más fácil.

La primera fase (fase de carencia)

En esta fase toma sólo alimentos de la columna izquierda de la tabla (ver más abajo). En la tabla de fases encontrarás numerosos platos que puedes disfrutar en este periodo.

La ingestión de alimentos en esta fase de la dieta es estrictamente baja en fructosa. Debes prescindir totalmente de alimentos que contengan fructosa y sorbitol (carencia). La fase de carencia dura entre dos y cuatro semanas y sólo se termina cuando tus molestias hayan mejorado de forma clara. Cuando durante cinco días casi no sienta ya molestias, podrá pasar a la segunda fase.

Es ahora muy importante la ingestión abundante de líquidos: los adultos tomarán diariamente un mínimo de dos litros y los niños un litro y medio. Está especialmente indicada el agua mineral sin gas y las infusiones. Las bebidas con gas sólo aportan aire innecesario al tracto digestivo. También los alimentos voluminosos y flatulentos como las verduras del grupo de la col, las cebollas o las legumbres actúan de forma negativa en el proceso de curación. Mastica bien y tómate tiempo para comer. Informa a tus familiares y amigos. En el caso de los niños aparecen con frecuencia problemas dietéticos porque comen dulces en casa de los abuelos. También los niños deben esperar un mínimo de cinco días antes de iniciar la segunda fase. Si las molestias no mejoran después de dos a cuatro semanas revisa tu plan de alimentación por si estuvieras cometiendo algún error. En caso de duda consulta con tu dietista-nutricionista o a tu médico.

Agua.

La segunda fase (fase de prueba)

Tu intestino se ha tranquilizado de forma evidente y en conjunto te sientes mejor. Prueba en esta fase alimentos de la columna central de la tabla (ver más abajo). Éstos contienen cantidades moderadas de fructosa y tomados con moderación serán bien tolerados.

La base de tu alimentación siguen siendo los productos de la columna de la izquierda. Pero ahora ampliarás tus posibilidades con los que se encuentran en la columna del centro.

Prueba los nuevos alimentos siempre en pequeñas cantidades. Si tras su ingestión vuelven las molestias, evita este alimento y prueba con otra cosa de la columna central.

Así podrás comprobar poco a poco qué alimentos toleras en este periodo. Frecuentemente la tolerancia mejora tras unos meses. Vuelve a intentarlos entonces con los alimentos que habías desestimado.

Los alimentos con fructosa que tomes por las mañanas en ayuno no se toleran tan bien como los que tomas durante el día

Cuando pruebes alimentos preparados con azúcar doméstico (galletas, pasteles o helados) toma además una cucharadita o un pequeño trocito de glucosa, esto favorece la relación fructosa-glucosa. Si toleras bien el alimento puedes probar más tarde sin glucosa. Empieza con pequeñas cantidades. Así sabrás enseguida cuánta fructosa admite tu intestino por día. Muchas personas con malabsorción de fructosa toleran a largo plazo pequeñas porciones de alimentos con azúcar: un trozo de pastel, de dos a cuatro galletas o dos bolas de helado.

Toma con precaución aquellos alimentos que exigen un mayor trabajo en su digestión, por ejemplo, panes integrales de grano entero o verduras del grupo de la col. También debes introducir lentamente las cebollas y las legumbres. Estos alimentos desencadenan frecuentemente, también en personas sanas, en ruidos en el vientre o flatulencias. Por lo tanto, si tras la ingestión de estos alimentos se producen los ruidos, no es que hayas cometido algún fallo en tu dieta. Se te apetecen y puedes tolerarlos sin problemas entonces puedes incorporarlos en tu dieta diaria.

Confecciona en la fase de prueba una lista de control. En ella haz constar los alimentos y las bebidas que tomas y las molestias que puedan aparecer. Ésta será la mejor manera de constatar tus límites de tolerancia.

También la comida tomada apresuradamente y mal masticada puede producir molestias en el vientre. El estrés y los disgustos influyen asimismo negativamente en nuestra digestión. Los ejercicios de relajación y los paseos diarios actúan a veces de forma maravillosa. Están especialmente indicados para las personas con actividades sedentarias. Incluye un paseo diario de 30 minutos en tu día a día.

La fase de prueba dura de uno a dos meses y conecta fácilmente con la tercera y última fase de alimentación permanente.

Paseo playa

 

 La tercera fase (alimentación permanente)

Llegado este punto, has experimentado lo suficiente con diferentes cantidades de fructosa como para saber ya qué cantidad toleras. A pesar de las limitaciones por lo que se refiere a la fruta y la verdura, procura tomar suficientes nutrientes. La  cantidad recomendada para los adultos es de unos 500g de verdura y unos 250-300g de fruta diarios. Los niños en edad escolar deberían tomar 300g de verdura al día y de dos a tres piezas de fruta. Se ha demostrado que el plátano se tolera bien. Prueba otros tipos de fruta de la columna del centro. Si las toleras, inclúyelas en pequeñas cantidades de forma regular en tu dieta. Pero si tu digestión no acepta esta cantidad de fructosa, deberás compensarlo con suficiente verdura. El pimiento, los rábanos, el nabo, el pepino y ocasionalmente las zanahorias son un tentempié ideal, lleno de vitaminas. Con ello puedes abastecerte de suficientes nutrientes. No renuncies más que el tiempo estrictamente necesario a alimentos ricos en fructosa, ya que éstos aportan a la vez importantes cantidades de vitaminas y sustancias minerales.

Tabla fases fructosa

Bibliografía: Recetas sabrosas bajas en fructosa. Anne Kamp, Khristiane Schäfer

D-N: Patricia García

NºColCV: 0282

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s