Alimentación en tiempos de crisis

El proceso de selección de alimentos es una parte de la alimentación fruto de la disponibilidad y del aprendizaje de cada individuo que le permitirá componer su ración diaria y fraccionarla a lo largo del día de acuerdo con sus hábitos y condiciones personales. Este proceso está influido por factores socioeconómicos, psicológicos y geográficos, es por tanto un proceso voluntario y por ello nuestro objetivo es fomentar la alimentación saludable a través del máximo aprovechamiento y aprendizaje culinario de los alimentos a los que podemos acceder.

¿Por qué comemos? Comemos porque necesitamos energía para poder llevar a cabo las actividades de nuestro día a
día. Se puede decir que todas las formas de comer son buenas si responden a una elección de alimentos, hecha de tal forma, que sea capaz de aportar las sustancias nutritivas necesarias al ser humano en cada momento de su ciclo vital. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, dentro de nuestras limitaciones, hay que orientar nuestra ingesta hacia una alimentación lo más saludable posible, la cual se caracteriza por ser: Sigue leyendo

Anuncios

Comer con sentido común

Decálogo de la alimentación saludable

1.- Incluir la máxima variedad de alimentación en la programación de tus menús. Recuerda que no hay alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas.

2.-Realizar un adecuado reparto de las ingestas evitando los atracones y los ayunos. De 3 a 5 comidas al día : desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

3.- Comer despacio y masticando bien.

4.- Beber aproximadamente de 4 a 8 vasos de agua al día.

5.- Incrementar el consumo de alimentos ricos en fibra (frutas y verduras enteras o frescas, legumbres, alimentos integrales y frutos secos).

6.- Limitar el consumo de azúcares, sal, dulces, bebidas refrescantes y bebidas alcohólicas.

7.-Reducir el consumo de grasa de origen animal y potenciar la utilización de aceite de oliva, tanto para las cocciones como para los aliños.

8.- Priorizar el consumo de pescado (tanto blanco como azul) frente a las carnes y de  éstas seleccionar, habitualmente, las de menos contenido en grasa.

9.- Elegir leche y productos lácteos desnatados o semidesnatados.

10.-  Mantener los rasgos tradicionales de la Dieta Mediterránea, recuperando  platos, recetas y costumbres.

 

dia nacional de la nutrición

Consejos útiles para una compra saludable:

1.- Planificar con cierta antelación los menús, en función del número de comidas que se realizarán en casa así como el número de comensales, para ajustar las cantidades.

2.- Repasar la despensa para no comprar cosas de las que todavía haya cantidad suficiente. No acumular “tentaciones”.

3.- Confeccionar la lista de la compra en tres columnas: alimentos frescos (lácteos, carnes, etc), no perecederos (pasta, arroz, etc.), y congelados; así se da orden a la compra y se evitan las compras innecesarias.

4.- Iniciar la compra por los productos perecederos, seguir por los frescos y acabar por los refrigerados y congelados.

5.- Leer las etiquetas para hacer una mejor selección de los productos.

6.- Verificar la información nutricional de la etiqueta. Dicha información es muy útil para evaluar la calidad del producto.

7.- Verificar las fechas de consumo preferente o de caducidad de los alimentos.

8.- Comprobar que el envase o envoltorio está en perfectas condiciones.

Fuente: Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC 2004)

 

http://www.fesnad.org/dnn/DNN_2013/PDF/TRIPTICO_DNN_2013.pdf

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºColCV: 00282