Higiene alimentaria

Ahora en verano hay más probabilidades de que haya contaminación en los alimentos, debido a un mal almacenamiento, una mala limpieza o un mal uso de éstos. Con las altas temperaturas es más probable que haya crecimiento de microorganismos que pueden ser patógenos para nosotros.

Por eso, os dejo unas sencillas recomendaciones para la higiene y conservación de los alimentos, desde la AESAN:

Después de hacer la compra es necesario seguir unas sencillas normas de higiene y conservación, para evitar que microorganismos que existen en el entorno contaminen los alimentos y produzcan enfermedades que pueden llegar a ser graves, especialmente en niños, embarazadas, ancianos y personas enfermas.

Las normas básicas a seguir para mantener la higiene de los alimentos y evitar que se contaminen son:

1.-  LIMPIEZA: para impedir la propagación de los microorganismos  a través de los utensilios y las superficies usadas durante la preparación y el almacenamiento de los alimentos.

Medidas para combatir los microorganismos:

  • Lavarse las manos con agua caliente y jabón antes de preparar los alimentos y después de usar el baño o tocar animales domésticos.
  •  Limpiar con agua caliente y jabón las superficies y los utensilios  que contacten con los alimentos antes y después de usarlos.
  • Lavar los alimentos  que se vayan a consumir crudos (verduras y frutas que se coman con piel). Se pueden añadir al agua que va a ser usada para lavar las verduras tres o cuatro gotas de lejía especial para desinfectar alimentos.
  •  Mantener siempre limpio el frigorífico. 

Higiene alimentaria Sigue leyendo

Anuncios