Qué es la diabetes? Causas, clases, prevención y que tengo que hacer.

El Dr. Carlos Sánchez, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de Valencia, nos explica qué es la diabetes, sus causas, sus tipos, pautas para prevenirla…
Más información en http://www.hospitalgeneral.es

Anuncios

Riesgo de padecer diabetes

1. ¿Cómo se diagnostica la diabetes?
Con 2 mediciones de glucosa en la sangre mayores de 125 mg/dl si está en ayunas o con cualquier medición mayor de 200 mg/dl.

2. ¿Quién tiene riesgo de padecer diabetes tipo 2?
– Los mayores de 45 años de edad.
– Si está pasado de peso.
– Si no hace ejercicio regularmente.
– Si su padre, madre, hermano o hermana tiene diabetes.
– Si es mujer y tuvo un bebé que pesó más de 4 kg o tuvo diabetes gestacional cuando estaba embarazada.
– Algunas etnias, como las personas de origen afroamericano, hispanoamericano/latino, americano nativo, asiático americano o isleño del Pacífico.

3. Si le han diagnosticado de diabetes debe de saber que:
– El cuerpo es incapaz de usar y almacenar apropiadamente la glucosa de los alimentos que comemos.
– Esto provoca niveles de glucosa en sangre en cantidades superiores a las normales.
-Finalmente se produce una hiperglucemia crónica que es responsable de complicaciones graves microvasculares (en riñón, retina, pies, boca), y macrovaculares (en corazón, miembros inferiores y cerebro).

4. Entre los síntomas de la glucosa alta en sangre están:
– Glucosuria: cuando la glucosa se eleva en la sangre por encima de un determinado nivel, ésta aparece en la orina.
– Poliuria: orinar muchas veces y en gran cantidad (para que la glucosa pueda eliminarse por la orina).
– Polidipsia: mucha sed, para compensar la orina, incluso por las noches.
– Polifagia: mucha hambre. al no poder absorber la glucosa, las células reclaman “energía”, el sujeto come mucho y pierde peso.
– Otras: visión borrosa, cansancio o somnolencia inusual, hormigueo o adormecimiento en las manos o en los pies, infecciones frecuentes o recurrentes en la piel, las encías, la vejiga o infecciones vaginales.

5. ¿Por qué es importante el diagnóstico lo más temprano posible?
– Muchas personas tienen diabetes durante años antes de presentar síntomas. Cuando estas personas son diagnosticadas, ya la diabetes les ha causado daño en la vista, riñones, encías o nervios.
– Si bien la diabetes no tiene cura, hay opciones que le permitirán mantenerse saludable y disminuir el riesgo de las complicaciones.
– Si usted hace ejercicios, cuida su alimentación, controla su peso y toma el medicamento que su médico le receta, puede lograr una gran diferencia en la reducción o la prevención del daño que la diabetes puede causarle.
– Cuanto antes sepa que tiene diabetes, más rápido podrá adoptar estos importantes cambios en su estilo de vida

6. ¿Qué exploraciones deben realizarse a la persona con diabetes?
– Análisis de sangre periódico: Hemoglobina glicosilada (HbA1c que debe ser menor a 7%), grasas (colesterol LDL < 100, HDL > 45, triglicéridos < 200), función del riñón
– Peso.
– Análisis de orina una vez al año.
– Medir la tensión arterial (máximo 130/80).
– Revisar la vista cada 1-3 años.
– Revisión de pies: circulación, sensibilidad, una vez al año.
– Algunos diabéticos necesitarán de autocontroles de glucemia digital.

7. En cuanto al tratamiento
Es muy importante una buena planificación de la dieta y la actividad física.

Recomendaciones alimentarias generales:
– Mantener una alimentación variada.
– Adecuar la ingesta de calorías al gasto energético y al mantenimiento de un peso adecuado.
– Reducir del consumo de grasas, (particularmente las saturadas y colesterol) y azúcares simples.
– Controlar los azúcares complejos: cereales, panes, galletas, arroz o pasta de granos enteros o integrales.
– Aumentar el consumo de verdura, pescado y fruta.
– Reducir el consumo de sal.
– Moderar el consumo de alcohol.

Ejercicio: Haga de 30 a 60 minutos de actividad física casi todos los días. Una buena manera de moverse más es haciendo una caminata a paso enérgico pero se puede complementar muy bien con ejercicios de fuerza.

Tratamiento farmacológico: déjese aconsejar por su médico, que es quien le recomendará el mejor tratamiento posible. Entre ellos están:
– Fármacos orales (diferentes tipos y combinaciones).
– Si existe obesidad existen nuevos inyectables que pueden contribuir a reducir el peso.
– Insulina: sola o combinada con fármacos.
– Controles glucémicos si fuera necesario.
– Tratar el resto de factores de riesgo: hipertensión arterial, colesterol, triglicéridos, evitar el tabaco, dar aspirina como preventivo en algunos pacientes.

8. Los objetivos del tratamiento son:
– Evitar las complicaciones (infartos de miocardio, ictus cerebrales, problemas oculares, renales, alteraciones sensitivas, úlceras en los pies…).
– Si la complicación ya existe, evitar que progrese.
– Adecuar los objetivos del tratamiento al tipo de paciente con diabetes.
– No sólo tratar la glucosa. También todos los otros factores de riesgo (tensión, colesterol, tabaco, etc.).

Obesidad y diabetes: Diabesidad

La diabesidad no es una enfermedad nueva, es la asociación de la diabetes y la obesidad para explicar la interrelación de estas dos enfermedades que cada vez se pone más de manifiesto.

Según Carlos Sánchez, jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición, “durante los últimos años se está objetivando la tremenda asociación entre el incremento de peso (sobrepeso y obesidad) y la aparición de otras enfermedades relacionadas con ese aumento de peso. Una de ellas es la diabetes”.

El problema de la diabesidad, además, es que puede generar enfermedades asociadas como son la hipertensión, la dislipemia (colesterol y triglicéridos) y serias enfermedades cardiovasculares.

El abordaje de estas patologías tan prevalentes tiene que ser multidisciplinar y común. “Es fundamental coordinar los recursos que necesita el paciente, que muchas veces tienen que frecuentar varios servicios. Hay que ser lo más eficientes posibles con los recursos con los que contamos porque este tipo de enfermedades crónicas suponen un 70% del gasto sanitario y su abordaje de forma ordenada puede suponer un importante ahorro”, añade Sánchez.

De este modo, el objetivo de las jornadas es la puesta al día sobre estas patologías, una protocolización de la asistencia para que se derive con la mayor eficiencia y resaltar la importancia de otros profesionales sanitarios en el abordaje de la diabesidad como son la enfermería y los dietistas-nutricionistas.

Obesidad y diabetes
Según datos del Estudio Valencia (Conselleria de Sanitat 2012), el 14 % de la población adulta en Valencia es diabética, pero otro 33 % (47 % en total) padecen alteraciones del metabolismo de la glucosa que podrían encuadrarse bajo la denominación de “prediabetes”.

La obesidad y el sobrepeso, claros determinantes del aumento en la prevalencia de diabetes, afecta a dos terceras partes de adultos de la Comunidad Valenciana y a casi la mitad de niños.

Además, el síndrome metabólico (asociación de circunstancias que predisponen a enfermedades cardiovasculares: obesidad abdominal, cifras altas de tensión arterial y alteraciones lipídicas y de la glucemia) afecta al 35 % de la población adulta valenciana.

“Estas cifras son crecientes y se van incrementando de una forma alarmante. Por eso es tan importante que el paciente pierda peso, porque así se favorece que mejoren o desaparezcan alguna de las enfermedades asociadas a la obesidad, al mismo tiempo que mejora su calidad de vida”, añade Sánchez.

Recomendaciones frente a la obesidad