Higiene alimentaria

Ahora en verano hay más probabilidades de que haya contaminación en los alimentos, debido a un mal almacenamiento, una mala limpieza o un mal uso de éstos. Con las altas temperaturas es más probable que haya crecimiento de microorganismos que pueden ser patógenos para nosotros.

Por eso, os dejo unas sencillas recomendaciones para la higiene y conservación de los alimentos, desde la AESAN:

Después de hacer la compra es necesario seguir unas sencillas normas de higiene y conservación, para evitar que microorganismos que existen en el entorno contaminen los alimentos y produzcan enfermedades que pueden llegar a ser graves, especialmente en niños, embarazadas, ancianos y personas enfermas.

Las normas básicas a seguir para mantener la higiene de los alimentos y evitar que se contaminen son:

1.-  LIMPIEZA: para impedir la propagación de los microorganismos  a través de los utensilios y las superficies usadas durante la preparación y el almacenamiento de los alimentos.

Medidas para combatir los microorganismos:

  • Lavarse las manos con agua caliente y jabón antes de preparar los alimentos y después de usar el baño o tocar animales domésticos.
  •  Limpiar con agua caliente y jabón las superficies y los utensilios  que contacten con los alimentos antes y después de usarlos.
  • Lavar los alimentos  que se vayan a consumir crudos (verduras y frutas que se coman con piel). Se pueden añadir al agua que va a ser usada para lavar las verduras tres o cuatro gotas de lejía especial para desinfectar alimentos.
  •  Mantener siempre limpio el frigorífico. 

Higiene alimentaria Sigue leyendo

Anuncios

La gota

La gota es una de las formas de artritis más dolorosas. Ocurre como consecuencia del aumento de concentración de ácido úrico en sangre.

El ácido úrico es un compuesto orgánico, producto de desecho del metabolismo  del nitrógeno en el cuerpo humano), y se encuentra en la orina en pequeñas cantidades.

Ácido úrico

El ácido úrico en sangre puede aumentar por:

–       Aumento de síntesis de ácido úrico

–       Disminución en la excreción renal de ácido úrico.

Cuando se produce este aumento, al pH de la sangre se forman cristales de ácido úrico sódico y provocan:

  • Depósitos de cristales de ácido úrico en las articulaciones y tejidos blandos;  frecuentemente se acumulan en el dedo gordo del pie, aunque también puede afectar al arco del pie, tobillos, talones, muñecas, codos, dedos de la mano.
  • Depósitos de ácido úrico (llamados tofos gotosos) que parecen  bultos debajo de la piel.
  • Piedras (cálculos) renales debido a los cristales de ácido úrico en los riñones.

La hiperuricemia primaria se produce por un trastorno del metabolismo de nucleótidos.

La hiperuricemia secundaria es consecuencia de patologías secundarias, por ejemplo: una patología renal crónica, pacientes sometidos a quimioterapia…

El ataque de gota puede causar:

  • Dolor
  • Hinchazón
  • Enrojecimiento
  • Calor
  • Rigidez en la articulación.

Alimentación sugerida

Es muy importante tomar medicación farmacológica, ya que es muy efectiva. En cuanto al consejo dietético es, tomar alimentos bajos en purinas. ¿Y qué son las purinas y dónde se encuentran?

Las purinas junto con las pirimidinas, son moléculas (nucleótidos) que fabrica nuestro organismo y participan en funciones biológicas esenciales, ya que forman parte de la estructura del ADN y de otras moléculas fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestros órganos, principalmente el Sistema Nervioso Central.  Estos nucleótidos están presentes en todas nuestras células del cuerpo, lo que refleja su importancia.

ADN

Estas bases púricas se encuentran en muchos alimentos, principalmente aquéllos ricos en proteínas.

Alimentos desaconsejados:

–       Carnes: tanto la carne roja como la blanca, por ejemplo, res, ovino, ternera, venado, pollo, pato y pavo, tienen un alto contenido en purinas. Las vísceras como el hígado, el riñón, los sesos o las mollejas también son muy ricas en purinas. Los embutidos también se incluyen dentro de este grupo de las carnes.

Limitar la ingesta de estas carnes  pueden prevenir la acumulación de ácido úrico.

–          Mariscos: muchos tipos de mariscos y pescados son ricos en purinas, incluyendo el bacalao, el cangrejo, la langosta, el salmón, el atún y la trucha. Dentro de los pescados con mayor contenido en purinas se encuentran las sardinas y las anchoas.

–          Otros alimentos: La carne y el marisco son los alimentos más conocidos como principales fuentes de purina, pero hay otras fuentes también importantes a conocer para evitar su consumo excesivo. Algunos vegetales como la coliflor, espinacas, espárragos, setas y champiñones tienen son ricos en purinas.

Las legumbres como lentejas, habas, alubias o guisantes,  tienen un nivel moderado de purinas. Deben consumirse con moderación.

En general se deben evitar los alimentos ricos en grasa y elegir aquéllos magros o bajos en grasas, como queso light, yogur y leche desnatadas. Evitar las salsas grasas como la mayonesa, nata, manteca, tocino.

–          El alcohol: Evitar la ingesta de alcohol. Sólo aporta calorías vacías y aumenta la producción de ácido úrico y triglicéridos en sangre. (Aproximadamente un 75% de las personas con gota padecen hipertrigliceridemia). La cerveza, en particular, tiene un alto contenido en purinas.

 Marisco

Alimentos aconsejados

–          Leche y lácteos: Leche y yogur desnatados, queso fresco y requesón, quesos especiales con porcentaje de grasa modificada estilo “manchego” y quesos blancos desnatados. 

–          Carnes, pescado, huevos y sus derivados: Limitar la cantidad de consumo de estos alimentos a 80-100 gramos la ración; pollo sin piel y carnes con poca grasa, pescado blanco y huevos. 

–          Cereales, patatas: Patatas (fécula), arroz, pastas alimenticias y otros cereales. 

–          Legumbres: Pueden tomarse una vez por semana. Se recomienda combinar con patata o arroz y verduras bajas en purinas y no incluir ingredientes de origen animal ni demasiadas grasas. 

–          Verduras y hortalizas: Crudas, cocidas y en puré, salvo las flatulentas y las ricas en purinas. 

–          Frutas: Frescas, a ser posible con piel y bien lavadas, batidas, cocidas y al horno.
Bebidas: Agua bicarbonatada, infusiones, zumos naturales y licuados de frutas. 

–          Grasas: Aceites de oliva y semillas (girasol, maíz, soja), mantequilla, margarinas vegetales, mejor en crudo

Las personas que padecen gota, deben saber que es muy importante beber mucho líquido, agua principalmente, 2litros al día, ya que ayuda a eliminar el exceso de ácido úrico.

Es muy importante alcanzar un peso saludable, lo ideal es bajar de peso poco a poco pero saludablemente. Puedes empezar reduciendo la cantidad de ración y poco a poco ir quitando e incluyendo nuevos hábitos alimentarios; así como, hacer ejercicio físico pero no de manera intensa, como por ejemplo dar largos paseos.

Fruta

Fuentes: http://www.niams.nih.gov/Portal_en_espanol/Informacion_de_salud/Gota/

http://www.guiametabolica.org/informacion/que-ocurre-cuando-hay-un-fallo-en-el-metabolismo-de-estas-sustancias

http://mural.uv.es/monavi/disco/primero/bioquimica/Tema35.pdf

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºColCV: 00282