Sistema de intercambios y equivalencias de alimentos o dieta por raciones

El sistema de intercambios y equivalencias de alimentos, también conocido como dieta por raciones, es desde la década de los 70 el tipo de dieta más empleado para la educación nutricional de las personas con diabetes.

Las ventajas de su aplicación son las siguientes:

  • Es el tipo de dieta más preciso para ajustar la pauta de la persona con diabetes.
  • Permite más flexibilidad en la elección de alimentos, respetando las preferencias personales, puesto que no es un menú cerrado donde se indique lo que se ha de comer cada día.
  • Facilita la variedad de alimentos y preparaciones, manteniendo las cantidades de hidratos de carbono. Esto es importante sobre todo para las personas que están con antidiabéticos orales o que llevan una pauta de insulina en la que no pueden aumentar o disminuir la cantidad en función de lo que van a comer (por ejemplo con insulinas mixtas o si solamente están con insulina lenta tipo Lantus® o Levemir®). Para personas que sí se inyectan insulina en cada comida, es decir usan análogos ultra-rápidos (como Novorapid®, Humalog® o Apidra®), este tipo de dieta les permite saber cuántos hidratos de carbono les aporta el plato que tienen delante y qué cantidad de insulina deben ponerse.
  • Se integra dentro del ámbito familiar, en el menú escolar o laboral. Si se adquiere un adecuado manejo de este sistema de intercambios, la alimentación de la persona con diabetes puede ir en consonancia perfectamente con el menú familiar o escolar, incluso poder adaptarse frente a fiestas o imprevistos. Además, una vez se tiene habilidad contando raciones, es muy útil también para saber la cantidad de hidratos de carbono en una receta, o cuando se interpreta una etiqueta nutricional. Sigue leyendo
Anuncios

¿Lo ligth adelgaza?

Un producto light es aquél al que se le ha reducido o eliminado alguno de sus componentes calóricos. Eso significa que contiene menos calorías (un 30% como mínimo) que la versión original del producto o alimento.

Es importante leer el etiquetado del producto light y no light para comparar las calorías de uno y otro, y elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Consumir este tipo de alimentos puede llevar al error de consumir más cantidad y como resultado acabar consumiendo más calorías. No hay que olvidar que son productos que tienen calorías y no se debe abusar de ellos.

Dietista-Nutricionista: Patricia García Alós

¿La fruta como postre engorda?

Una fruta aporta las mismas calorías antes de comer, durante o después de las comidas. Por lo tanto el orden en el que se ingiera no modifica el aporte calórico.

Los alimentos no se transforman a lo largo del día, aportan siempre las mismas calorías.

Las ventajas de consumir la fruta antes de las comidas, es que por su alto contenido en fibra y agua producen sensación de saciedad.

Una dieta variada y equilibrada debe incluir al menos tres piezas de frutas al día, por su importante aporte de vitaminas y minerales.

Dietista-Nutricionista: Patricia García Alós

Errores y mitos sobre la alimentación. Participa!

La palabra mito se relaciona con cuentos, fábulas, personas o cosas a las que se asocia características y cualidades que no poseen. Estos mitos son verdades para los que creen en ellos, pero en realidad carecen de fundamento.

En relación a los mitos alimentarios, podemos decir que nos alimentamos de ellos desde que somos pequeños a través de las personas que nos rodean (familia, amigos, vecinos, compañeros). Muchas veces tienen origen en publicaciones  en distintos medios (revistas, TV). Todos comentan sobre qué alimentos nos convienen o perjudican, las nuevas dietas, etc. Estos mitos alimentarios no solo tienden a confundirnos sino que pueden influir en nuestros hábitos alimentarios e incluso perjudicarnos.

Para evitar esto, desde esta unidad y con la ayuda de este blog  te desvelamos los secretos de esos falsos mitos. Aquí van algunos ejemplos.

¡Anímate a mandarnos tus dudas!

Patricia García.Imagen

¿BEBER AGUA DURANTE LAS COMIDAS ENGORDA?

El agua es un alimento acalórico, es decir, sus nutrientes no proporcionan energía. Por lo tanto no engorda si se toma antes, durante o después de las comidas.

Beber agua antes de las comidas puede producir sensación de saciedad, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento. Tampoco tiene el poder de quemar calorías, es decir, no por beber más cantidad de agua se adelgaza.

Es importante consumir una cantidad adecuada de agua, entre 1,5 y 2 litros diarios ya que el 60% de nuestro peso corporal es agua.

COMER BIEN ES FÁCIL. Aprenda a comer bien!

Lo que comemos afecta directamente a nuestra salud y a nuestra calidad de vida, ya que “somos lo que comemos”.

Hoy ya nadie duda de que quien come bien, vive mejor. Pero, ¿cuántas kilocalorías necesita una persona?

Las calorías que necesita cada persona varían en función de su peso, edad, sexo, altura y de la actividad física de cada uno. Lo importante es mantener una alimentación equilibrada, y para lograrlo no necesita hacer cálculos complicados: ¡use el sentido común!

Tome alimentos variados, que incluyan una buena diversidad y una cantidad adecuada de los diferentes tipos de nutrientes. El equilibrio perfecto aquel que aporta la cantidad necesaria en función de nuestras necesidades. Si toma más aumentará de peso, si toma menos perderá peso.

Para calcular las kilocalorías que necesita una persona se emplean varias fórmulas que tienen en cuenta diferentes variables.

Veamos un ejemplo: Mujer de 45 años que pesa 60kg y mide 1,65m de altura. Trabaja en una guardería y camina media hora diaria al salir del trabajo Siguiendo las indicaciones de la FAO y la OMS tendremos que calcular primero el gasto energético en reposo (GER) que se obtiene aplicando al peso unas constantes que dependen del sexo y la edad de la persona. En este caso las las constantes son 8,7 y 829. Por lo tanto, para nuestra protagonista sería:

GER=8,7 x 60 (peso en kg) + 829 = 1351 kcal.

Dado que su actividad física es “moderada”, le corresponde un factor de corrección de 1,6. Así pues, sus necesidades energéticas serían:

1351 kcal x 1,6 = 2161,6 kcal.

Es decir, esta mujer, para cubrir sus necesidades diarias y guardar el equilibrio entre ingreso y gasto energético, debe tomar alimentos que le aporten unas 2161,6 kcal cada día.

 

 

Dietista-nutricionista: Patricia García Alós

NºCol.CV: 282