Cómo ordenar mi compra en la nevera

¿Os habíais planteado alguna vez que hay un orden lógico para guardar la comida en la nevera?

Después de leer esto seguro que ya no tenéis dudas.

Muy buenos consejos, ahí van:

COLOCAR DE FORMA SEGURA

Cuando lleguemos a casa, trataremos de clasificar los alimentos en alimentos que no necesitan frío, alimentos refrigerados y alimentos congelados.

La etiqueta de los productos alimenticios nos puede ayudar, ya que en muchos casos nos informará del modo de conservación más adecuado. No tires los envases de los productos sin asegurarte de que conoces bien el modo de conservación y de empleo.

No debemos almacenar productos o limpiadores químicos junto con alimentos y nunca  se debe utilizar para almacenar alimentos, recipientes que hayan contenido productos no alimenticios o sustancias químicas.

ALIMENTOS QUE NECESITAN FRÍO PARA SU CONSERVACIÓN

Los alimentos que necesiten frío para su conservación deben ser guardados con rapidez para mantener la cadena de frío.

Esto es importante no sólo para preservar la calidad, propiedades nutritivas y organolépticas de los productos alimenticios, sino también para mantener al alimento en condiciones adecuadas de seguridad.

Los alimentos se alteran principalmente por la acción de las bacterias, que son muy activas a temperatura ambiente. Entre los 5ºC y los 65ºC, la mayoría de microorganismos potencialmente patógenos crecen rápidamente y se multiplican en muy poco tiempo. El frío no destruye los microorganismos, pero sí hace más lento o detiene su desarrollo.

Aunque estos microorganismos pueden ser destruidos parcial o totalmente con una buena cocción, hasta que llegue el momento de cocinar, debemos  intentar reducir este peligro manteniendo una temperatura de conservación apropiada. Por esta razón, los alimentos deben estar el menor tiempo posible a temperatura ambiente, sobre todo en verano, ya que se puede producir un rápido crecimiento de microorganismos en el alimento.

Hay ciertos alimentos con mayor tendencia al crecimiento de microorganismos, por lo que habrá que tener más cuidado a la hora de manipularlos y conservarlos: carne de ave, carnes picadas, pescados, alimentos que contengan huevo crudo como salsas y mayonesas, leche y productos lácteos sin pasteurizar o alimentos que no vayan a sufrir tratamiento posterior (frutas y verduras cortadas, alimentos cocinados….) Sigue leyendo

Anuncios

Tratamiento quirúrgico (2)

Tipos de intervención

Pueden hablarte de varios tipos de intervención quirúrgica del tiroides. Entre todos los especialistas del equipo se debería decidir cuál es la opción a tomar, aunque la experiencia del cirujano será primordial para abordar determinadas intervenciones, decidir cambios y tomar nuevas decisiones intraoperatorias. La más habitual y recomendable, pero siempre en manos expertas, es la tiroidectomía total.

CONCEPTOS DE CIRUGÍA EN RELACIÓN CON EL CÁNCER DE TIROIDES

TIROIDECTOMÍA TOTAL: es el tratamiento de elección del cáncer de tiroides. Consiste en la exéresis o extracción intencionalmente total de la glándula tiroides. Actualmente es el  tratamiento inicial de elección en la mayor parte de pacientes ya que disminuye el riesgo de recidiva local. Se trata de la opción más clara, salvo quizá para tumores bien diferenciados de menos de 1 cm, en que puede haber cierto debate. Siempre se efectuará en todos aquellos casos considerados de alto riesgo por edad, tamaño tumoral, multifocalidad, tipo histológico, presencia de metástasis locales o a distancia o antecedente de irradiación cervical en la infancia.

La HEMITIROIDECTOMÍA  o extirpación de sólo uno de los dos lóbulos de la mariposa y del itsmo intermedio, era más frecuente antes, pero hoy en día es la operación mínima que, en ocasiones, se ofrece como posibilidad a pacientes de bajo riesgo, con tumores inferiores a 1 cm.

Sin embargo, de descubrirse con posterioridad, en la biopsia definitiva, cualquier factor nuevo de riesgo, como que hubiera más de un foco, que el subtipo fuera desfavorable o que había extensión extratiroidea, ganglionar, metástasis locales o a distancia, deberá volver a intervenirse para proceder a la extirpación completa del tiroides. En ese momento hablarán de TIROIDECTOMÍA TOTALIZADORA O DE COMPLECIÓN.

TIROIDECTOMIA CASI TOTAL: es una variedad de la anterior en la que, para preservar el nervio recurrente y una glándula paratiroides en el lado contrario al cáncer, se decide dejar una mínima cantidad de tejido tiroideo (inferior a un gramo). Constituye un recurso técnico solamente.

No se admiten, dentro del tratamiento del cáncer de tiroides, cirugías que dejen mayores cantidades de glándula Tiroidea (y recibe, entonces, el nombre de TIROIDECTOMIA SUBTOTAL).

En todo caso, en manos de un buen cirujano, las ventajas de la tiroidectomía total son varias: Sigue leyendo

Aspectos a tener en cuenta en la consulta médica del paciente con diabetes

La diabetes es una enfermedad muy prevalente que afecta a casi un 14% de los españoles mayores de 18 años. El tipo de diabetes más frecuente es la tipo 2, asociada con mucha frecuencia a obesidad o sobrepeso. La diabetes tipo 1 es la que precisa del uso de insulina para un adecuado control. La persona con diabetes debe conocer su enfermedad y los exámenes que se van a realizar para conseguir evitar complicaciones.

1. Toma de presión arterial, al menos cada 3 meses. La consulta médica no suele reflejar la presión arterial real y es recomendable tomarla fuera del hospital o del centro de salud. Debería aportarse la información de los niveles de presión arterial al acudir a la consulta de su médico.

2. Control del peso. Evitar la obesidad y el sobrepeso es la mejor medida para prevenir la diabetes tipo 2. Si ésta ya existe, una dieta adecuada y ejercicio físico pueden ayudar llamativamente a controlar los niveles de glucosa.

3. Análisis de sangre para medir la hemoglobina glicosilada (valora el control medio de la glucosa en los 2-3 meses previos), al menos cada 6 meses.

4. Análisis de sangre para medir el colesterol, al menos cada año.

5. Análisis de orina para determinar la microalbuminuria (presencia de proteínas en orina, como signo de afectación renal), al menos cada año.

6. Valoración de los pies, y exploración de la sensibilidad, detectar deformidades o lesiones que indiquen afectación de los nervios periféricos (neuropatía) y puedan ser tratadas precozmente, al menos cada año.

7. Exploración del fondo de ojo, para detectar la afectación de la retina (retinopatía), al menos cada dos años.

8. Si usted fuma, valoración del hábito y consejos para abandonarlo.

9. Consejos sobre salud bucodental. Se fomenta una buena higiene y acudir a su dentista periódicamente para evitar o corregir la enfermedad periodontal. Sigue leyendo

Taller de ejercicio físico para pacientes con diabetes tipo 1

La Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia imparte talleres de ejercicio físico para pacientes con diabetes tipo 1 que se integran en el programa de educación terapéutica para personas con diabetes que desde hace dos años desarrolla la unidad con sesiones teórico-prácticas periódicas sobre alimentación y ejercicio físico.

“El objetivo es dar la formación necesaria para que personas con esta patología puedan realizar deporte con la máxima seguridad y evitar así los efectos negativos de las fluctuaciones de sus niveles de glucemia”, señala Amparo Muñoz Izquierdo, enfermera de la Unidad de Diabetes del hospital y encargada de impartir este taller.

“Con estas sesiones contribuimos a mejorar la adherencia de estos pacientes a sus tratamientos, fomentamos el autocontrol de la enfermedad y potenciamos hábitos de vida saludables”, apunta el jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del General, Carlos Sánchez.

Las personas con diabetes tipo 1 (DM1) deben seguir una dieta equilibrada, huyendo de los alimentos con azúcares añadidos, para evitar que su azucar en sangre se vuelva demasiado alto o bajo. El ejercicio físico les ayuda a controlar los niveles de glucemia y quemar el exceso de calorías y de grasa para lograr un peso saludable.

Sin embargo, las personas con diabetes tipo 1 deben tener en cuenta los riesgos de los cambios en sus niveles de azúcar y tomar precauciones antes, durante y después de cualquier actividad física intensa. El taller hace un repaso por los tipos de ejercicios, cómo se regula la glucemia al hacer deporte, la energía que emplea nuestro cuerpo durante el ejercicio y lo que puede ocurrir después de la actividad física: hipoglucemias, hiperglucemias, elevación de cetonas, etc. Abarca todos los aspectos a considerar a la hora de hacer ejercicio de forma regular y durante los fines de semana.

Los pacientes tienen la oportunidad de compartir sus experiencias personales con otras personas con diabetes, resolver dudas y profundizar en los autocuidados. Además, estos talleres persiguen formar a pacientes expertos que puedan colaborar apoyando y asesorando a otros pacientes que acaban de ser diagnosticados y se enfrentan, por primera vez, al manejo de su enfermedad. Sigue leyendo