Pan casero

Ingredientes

  • 175 ml agua
  • 1 cucharada de aceite de oliva (10ml)
  • 1 cubito de levadura fresca (25g)
  • 310 g harina
  • 1 cucharada de sal (10g)
  • Opcional: frutos secos, semillas, frutas desecadas, salvado de avena o de trigo, etc

2013-01-26-19-35-56_deco

Elaboración

Mezclar el aceite y el agua en un cuenco y calentar unos 20 segundos (templar)

Añadir la sal

Ir añadiendo la harina poco a poco y amasar toda la mezcla hasta que no se pegue a las paredes del recipiente.

Ahora es el momento de añadir los frutos secos. En mi caso lo que hice fue estirar la masa y ponerlos en el centro. Luego cerrar la masa en forma de panecillo.

Dejar reposar para que la levadura haga efecto durante 1-2 horas. No es necesario pero así se hincha más y queda más esponjoso.

Engrasar el molde que vayamos a meter al horno, en mi caso un recipiente de silicona. Si no se tiene un recipiente que pueda cerrarse para que no se pierda la humedad, se puede poner un vaso o cuenco lleno de agua (resistente al horno).

Encender entonces el horno a 220ºC y dejar cocer la masa durante 40-45minutos.

64619_10151425447717152_1924733621_n

 

Animaos a cocinar en casa, disfrutar del placer de cocinar. Es muy reconfortante y divertido. Si tenéis niños en casa, es una manera agradable de pasar una tarde de domingo. Que experimenten con la comida, las texturas, el amasado y finalmente probar la propia obra de arte es un placer.

¡¡¡Espero que os guste y a disfrutar!!!

 

pan casero

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºCol 282

Anuncios

Control de la diabetes desde la cocina

Os dejo esta página con algunos consejos sobre cómo controlar la diabetes con pequeños trucos de cocina.

Recomendaciones, reducción de los tamaños de algunos platos para controlar la glucemia, cambios de unos alimentos por otros son algunas de las mejores alternativas para mantener a raya la diabetes.

Esta es una de mis páginas preferidas, sobre todo por la cantidad de recetas que da y las fotos tan buenas de esos platos tan apetitosos.

Os invito a que le echeis un vistazo, seguro que os gusta.

http://www.directoalpaladar.com/salud/como-controlar-la-diabetes-con-ayuda-de-la-cocina

Patricia García Alós

D-N NºCol 282

Tratamiento quirúrgico del cáncer de tiroides (parte 1)

Nociones básicas

Una vez diagnosticado un carcinoma de tiroides o incluso en los casos en los que las pruebas diagnósticas no son concluyentes pero se decida descartar un posible tumor, el siguiente paso será siempre la intervención quirúrgica.

Es el primer paso y el principal. Hoy en día existe el convencimiento de que la primera cirugía condicionará de forma significativa la evolución posterior del paciente y, por tanto, la curación o la posible aparición de mayores complicaciones.

Es importante saber que, aunque estos tumores suelen avanzar muy lentamente, no realizar la operación o retrasarla en exceso supone un riesgo de progreso de la enfermedad y puede llevarte a requerir una intervención en una fase más avanzada, o incluso de urgencia, en peores condiciones del paciente y, por lo tanto, con mayor riesgo quirúrgico.

En nuestra Unidad, como en otras, consideramos importante contar con equipos multidisciplinares especializados en cáncer de tiroides durante todas las fases del abordaje del carcinoma de tiroides. Además, queremos destacar la relevancia de que la operación sea realizada por cirujanos expertos que operen cada año un gran número de carcinomas de tiroides, tanto en primeras operaciones como recidivas. Como veremos más tarde, de la experiencia del cirujano dependerán muchas decisiones.

El objetivo de la intervención es eliminar o frenar la enfermedad y evitar la propagación del cáncer a los órganos vecinos y/o a distancia.

En la mayoría de los casos, la enfermedad está confinada en la región cervical en el momento del diagnóstico, de forma que una cirugía completa inicial puede ser potencialmente curativa.  La opción más habitual y recomendable, pero siempre en manos expertas, es la tiroidectomía total.

También conviene destacar que, con frecuencia, los tumores papilares presentan metástasis en los ganglios del cuello, lo que puede llevar a una mayor persistencia o recurrencia de la enfermedad.

Sin embargo, en la mayoría de los casos y especialmente en los pacientes jóvenes, dichas afectaciones ganglionares tienen un impacto mínimo en la supervivencia, pues una proporción significativa de las mismas permanecen microscópicas y subclínicas incluso durante décadas.

En todo caso se ha demostrado que, en determinados niveles de riesgo (tumores mayores de 2 cm y /o presencia de metástasis ganglionares), hay mejores resultados tras la asociación de cirugía y tratamiento con 131I por lo que lo más frecuente es que con posterioridad a la operación te prescriban una terapia con yodo radioactivo que evite mayores complicaciones.

Por último es importante saber que, a raíz de esta operación, dejaras de producir total o parcialmente las hormonas tiroideas T3 y T4, esenciales para tu organismo por lo que, a partir de ese momento, necesitarás Tratamiento Hormonal Sustitutivo de forma indefinida. Esta terapia consiste en la toma de una pastilla diaria en ayunas a la que deberás acostumbrarte para hacer de ella una rutina. 

Cirugía en menores

Los adolescentes y los niños se trataran con el mismo procedimiento quirúrgico que los adultos. La intervención la debería realizar siempre un cirujano experimentado y especializado en cáncer de tiroides antes que un experto en cirugía infantil, consiguiéndose entonces unas tasas de éxito y de complicaciones similares a las de la cirugía en adultos.

 

Carlos Sánchez Juan

U. Endocrinología y Nutrición

Departamento Valencia-Hospital General

Universitat de València

El método Dukan

Tras la vuelta de las vacaciones de Navidad, es fácil volver con unos kilos de más, lo que sumado al eterno propósito para el año nuevo (“este año sí que voy a adelgazar”) hace a la gente más susceptible a seguir alguna de las dietas de rápida pérdida de peso más de moda actualmente. Hoy hablaremos de la tan conocida dieta Dukan, calificada como dieta milagro por la Asociación Española de Dietistas y Nutricionistas (ver en http://www.aedn.es/resources/a222c2c8e627e37Dukan_Postura_GREP-AEDN_Marzo_2011.pdf )

Dicen sus defensores que la dieta Dukan es una dieta efectiva y económica, pues solo es necesario comprar el libro y seguir las recomendaciones allí escritas, frente a otras dietas o métodos que requieren la compra de caros productos dietéticos (proteínas, vitaminas, oligoelementos, preparados fitoterapéuticos de la herboristería, etc.…). Lo cierto es que ésto expone a algunos pacientes a dos riesgos muy similares a la autoprescripción farmacológica: en primer lugar, el paciente, alentado por los resultados iniciales, sigue la fase de la dieta Dukan proteinizada más allá del tiempo recomendado por el propio autor (http://www.youtube.com/watch?v=TttiQW0_6nk&playnext=1&list=PLfPzHljuHEWnZDqh_x0j3WzvdAupmZasu&feature=results_main). Por otro lado, algunos pacientes pueden verse seriamente perjudicados por la omisión de la supervisión médica y ausencia de analíticas sanguíneas que muestren el estado real del organismo, dejando fuera de control parámetros bioquímicos de capital importancia como el ácido úrico (provocando gota o artritis por los microcristales de urato) o la homocisteína plasmática (por falta de ácido fólico al suprimir los vegetales de hoja de la dieta)

La educación alimentaria es la clave para corregir el sobrepeso y la obesidad y por supuesto, para la población sana en general. La dieta Dukan en cambio promueve un modelo alimentario desequilibrado y arbitrario respecto a la elección de alimentos, sin argumentos científicos.

No olvidemos que la fibra, presente en los alimentos vegetales como frutas y verduras (seriamente restringidos en el “método Dukan”), es fundamental en nuestra alimentación y sus efectos prebióticos y oncoprotectores son inimitables e insustituibles. Suprimir o reducir las frutas y verduras puede acarrearnos, a largo plazo, graves problemas de salud pues un consumo diario insuficiente de frutas y verduras aumenta el riesgo de cáncer gastrointestinal (particularmente de colon), enfermedades del corazón e ictus cerebrales según datos de la OMS (http://www.who.int/dietphysicalactivity/fruit/es/index1.html). Evitar esto es tan fácil como ingerir 5 piezas o raciones de fruta y/o verdura al día. Además, a corto plazo, si eliminamos las frutas y los vegetales nos arriesgamos a un persistente estreñimiento.

La dieta mediterránea, basada en un abundante consumo de cereales, legumbres, frutas y verduras, con un uso habitual del aceite de oliva como grasa principal, un consumo semanal de pescado y unos procesos culinarios tipo al vapor, hervidos y asados es una opción sana y natural de controlar nuestro peso y aumentar nuestra calidad de vida, como así han demostrado estudios como PREDIMED, siendo además ambientalmente sostenible. La dieta mediterránea ha sido declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO en el año 2010 (más información en http://dietamediterranea.com/)

PIRAMIDE-DIETA-MEDITERRANEA-800x589

 

Frente a todo esto, algunos propondrán seguir una dieta como nuestros antepasados más primitivos, donde no habían los tan demonizados azúcares refinados simples (sin embargo, la miel ya existía por aquel entonces) y no se conocían las enfermedades crónicas actuales que nos afectan (hipercolesterolemia, hipertensión, obesidad). Debe recordarse la drástica reducción de ejercicio físico a la que se ha llegado en nuestros días (tanto de ocio como laboral). Este factor, sumado a la gran abundancia de alimentos, algunos de ellos muy calóricos, provoca un inevitable aumento de peso en un entorno obesogénico, pues nuestra naturaleza genética nos ha permitido sobrevivir en la escasez pero no está adaptada a la abundancia. Además, si consideramos nuestro cuerpo como el organismo evolutivo que es y nos fijamos en nuestra dentadura, podemos contar 32 dientes en total (o 28 sin los molares del juicio). Hay cuatro tipos de piezas dentarias: Incisivos, caninos, premolares y molares. Siendo los caninos las piezas propias de los puramente carnívoros, contamos con 4 dientes de este tipo en nuestra dentadura. Ahora, tras dividir 4 entre 32 (o 28) y multiplicar por 100, nos sale un rango de 12,5-14,3% lo que es, curiosamente, el rango porcentual de proteínas recomendado para un adulto sano.

No es solo que una dieta hiperproteica, como hemos visto, va en contra de nuestra evolución como especie y puede perjudicar nuestra propia salud, sino que también es ambientalmente insostenible pues para producir 1 gramo de proteína animal se requieren 4 gramos de proteína vegetal, creando una gran degradación ambiental por la formación de gases de dióxido de carbono, especies de nitrógeno y metano, responsables del efecto invernadero. La degradación provocada por la cría intensiva de animales de granja y la deforestación de bosques para crear zonas de pasto para el ganado es otro problema indirecto de las dietas altamente proteinizadas. De hecho, Einstein ya habló de este problema a principios del siglo XX y propuso una alimentación humana más basada en alimentos vegetales que animales para la sostenibilidad del planeta.

Resumiendo: es obvio que para perder peso hay que reducir la ingesta de alimentos e incorporar, siempre que sea posible, un incremento de la actividad física habitual. Para ello, la primera opción debería ser una dieta equilibrada, con todos los grupos de alimentos presentes y aprender a comer, cambiando nuestros hábitos alimentarios a largo plazo. Desconfiar siempre de las dietas milagro y contar con la experiencia de un profesional de la salud cualificado para que nos oriente y controle en la consecución de nuestros objetivos. El esfuerzo merece la pena pues un peso adecuado nos hará vivir más y con mayor calidad de vida.

Antonio Alfonso García

Graduado en Nutrición Humana y Dietética

Máster en Calidad y Seguridad Alimentaria

Agua

¿Qué es el agua? ¿Cuáles son sus funciones?

agua

¿Qué pasa si no bebemos suficientemente?

Que podemos deshidratarnos.

La deshidratación es la pérdida excesiva de agua y sales minerales de un cuerpo.

Existen diferentes niveles de deshidratación,  debemos aprender a reconocer los síntomas para prevenir una deshidratación grave y sus efectos. Además, será importante prestarle atención al acto de beber.

Vivimos en una sociedad en la que siempre vamos corriendo a todos lados, comemos en el trabajo, comemos caminando, tenemos mil tareas al mismo tiempo…, estrés, estrés, estrés y más estrés. Y eso provoca que se nos olvide beber. Además cada vez se ingieren menos frutas y hortalizas que son fuente de agua. Es más “cómodo” comer una hamburguesa, un bocadillo, una pizza…, sobre todo si no se está en casa. Ese tipo de comida rápida es rica en sal, que hace que se retengan líquidos y aumente la presión arterial, que puede llegar a ser peligrosa si se superan los 90/140 mmHg.

La fruta ha pasado a un tercer plano en nuestra sociedad, hemos cambiado la fruta como postre a productos lácteos, tartas, dulces o simplemente pasar a tomar un café sin acordarnos, o no tener tiempo de comer una fruta. Éstas son ricas en vitaminas y minerales, además de aportar un alto porcentaje de fibra que nos da sensación de saciedad durante más tiempo; y como no, son ricas en agua, nutriente principal para la vida.

agua 2

Hay que recordar que los niños, ancianos y mujeres embarazadas son los grupos de población más vulnerables a deshidratarse, por lo tanto habrá que prestar especial atención a estos colectivos.

Los deportistas también son otro grupo de población muy susceptible a padecer los graves síntomas de la deshidratación.

Estas son las alteraciones que se producen por la deshidratación en función del porcentaje de líquido perdido:

  • 2% à Descenso de la capacidad termorreguladora
  • 3% à Disminución de la resistencia al ejercicio, calambres, mareos, aumento del riesgo de sufrir lipotimias e incremento de la temperatura corporal hasta 38º
  • 5-6% à Disminución de la fuerza muscular, contracturas, cefaleas y aumento de la  temperatura corporal hasta 39º.
  • 7-8% à Contracturas graves, agotamiento, parestesias, posible fallo orgánico, golpe de calor.
  • >10% à Comporta un serio riesgo vital

Algunos consejos para prevenir la deshidratación:

  • Beber de 1,5 a 2 litros de agua al día. Aumentar la cantidad a 2,5 si se practica actividad física (las necesidades se adaptarán en función de las pérdidas).
  • Recordar beber cada 15-30 minutos sorbos pequeños para evitar la sensación de sed. Una vez que tenemos esa sensación (boca seca, pastosa, ligero dolor de cabeza…) ya estamos en fase de deshidratación.
  •  Llevar siempre encima alguna botellita de agua, zumo o alguna pieza de fruta para comer entre horas.
  • Beber un vaso de agua antes de acostarnos y recién levantados ayudará a mantener los niveles de hidratación correctos para el buen funcionamiento de  nuestro organismo.

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºCol 282

¿Quiénes somos?

169960_10151278697587152_1832699260_o(1)

En la foto (de izquierda a derecha):

Juan Carlos Ferrer García
Médico Adjunto de la Unidad de Endocrinología y Nutrición
Profesor Asociado de Endocrinología de la UV

Amparo Muñoz Izquierdo
Enfermera responsable de la Unidad de Diabetes (Unidad de Endocrinología y Nutrición)

Patricia García Alós

Farmacéutica y Dietista-Nutricionista.

Colaboradora de la Unidad de Endocrinología y Nutrición

Carlos Sánchez Juan.
Jefe de la Unidad de Endocrinología y Nutrición
Profesor Titular de Medicina de la Universitat de València

Mercedes Tolosa Torréns
Médico Adjunto de la Unidad de E y N
Profesor Asociado de Endocrinología de la UV

Amparo Fabra Belenguer
Médico Adjunto de la Unidad de E y N

Ángel Merchante Alfaro
Médico Adjunto de la Unidad de E y N
Profesor Colaborador de Endocrinología de la UV

Raquel Albalat Galera
Bióloga. Data manager de Ensayos clínicos de la Unidad de E y N.

7 propósitos para la cuesta de enero

Mirad que os traigo directamente desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas. Espero que os sirvan estos consejos para llevar mejor la cuesta de enero:

Desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionista de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) transmiten unas pequeñas recomendaciones para llevar con más fuerza la cuesta de enero.
Durante las fechas navideñas hemos tenido continuas comidas y cenas muy seguidas, que quizás no nos permitieron equilibrar nuestras ingestas y como consecuencia hemos aumentado un par de kilos. Por otro lado, a pesar de tener más tiempo, también se ha visto reducido nuestro tiempo de actividad física. Por todo ello desde el CODiNuCoVa queremos lanzar unos propósitos para comenzar el año de una manera saludable y energética.
Propósito 1: tras las navidades debemos retomar nuestra alimentación habitual. Recordar, debe ser VARIADA, EQUILIBRADA Y SUFICIENTE. Realizar las 5 comidas diarias, siendo el desayuno imprescindible para comenzar el día con energía y fuerza, afrontando eficientemente la mañana. La comida y la cena serán también importantes, pero no debemos olvidar el almuerzo y la merienda que evitarán la aparición de la conocida ansiedad entre comidas.
Propósito 2: debemos recordar que en nuestra cultura predomina la dieta Mediterránea, por lo que será importante introducir en la dieta el pescado y reducir el consumo de carnes y embutidos. Nuestras costas ofrecen una amplia variedad de ellos, concretamente en enero es temporada de lubina, lenguado y de merluza (pescado blanco); aunque también podemos optar por variedades como el salmón, la sardina y el boquerón (pescado azul).
Propósito 3: objetivo para el 2013, consumir diariamente 3 raciones de fruta y 2 de verduras. Estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales, agua y fibra y bajos en aporte energético. Ideales para reequilibrar nuestro organismo y evitar el decaimiento hibernal causado por el frío y la ausencia de horas de sol.
Propósito 4: en la variedad está la clave del éxito. Debemos comer de todo en la cantidad que nuestro cuerpo necesita. Nunca debemos prohibirnos consumir ciertos alimentos, sobre todo cuando comenzamos con nuevas pautas alimentarias. Basa tu alimentación en la pirámide nutricional o en la dieta Mediterránea, consume cereales, pan, pasta, arroz a diario, frutas y verduras, pescados y carnes, aceite de oliva, huevos y legumbres. Y aquellos alimentos hipercalóricos (snacks, bollería, precocinados, fastfood) limita su consumo a ocasional y siempre con control. Los alimentos tipo light, lee atentamente su etiquetado, por que en ocasiones no compensa el mayor coste, simplemente reduce la cantidad del producto normal.
Propósito 5: retoma tu actividad física diaria como antes del periodo navideño. En el caso de no realizar ningún deporte, enero es el mes idóneo para comenzar con alguno. Realiza una actividad de al menos 45 minutos de 2-3 veces a la semana, intenta que sea un deporte de tipo cardiovascular, pero además intenta ir caminando todo lo que te sea posible.
Propósito 6: consulta al dietista-nutricionista, es el profesional adecuado en el caso de necesitar o decidir perder peso. Uno de los propósitos más comunes es la pérdida de peso antes de verano. En este caso debes consultar al profesional de la nutrición, él te dará todas las pautas necesarias para llevarlo a cabo, además de llevar un control adecuado de tu salud. Evita todas las ofertas de internet que surgen desde enero hasta verano, de descuentos que ofrecen milagros y pérdida de peso rápido, que no ofrecen ninguna garantía para tu salud.
Propósito 7: plantéate objetivos medibles. Para llevar a cabo los propósitos de año y cumplir con las recomendaciones citadas, acuérdate de establecerte unos objetivos semanales y mensuales. Trata de anotar cada día/semana si cumples con los propósitos. Será una manera sencilla de evaluarte si los estas consiguiendo y adhiriéndote a ellos.

cuesta de enero

CODYN

Pastel de espinacas

pastel espinacas

Ingredientes para 4 personas

  •   600 g de espinacas.
  •   4 huevos
  •  2 tarrinas pequeñas de queso 0%
  • 3 lonchas de bacon
  •   1 lámina de hojaldre de 230 g

patel espinacas 2

Preparación:

Precalentar el horno.

Poner la lámina de hojaldre en un molde e introducirlo en el horno unos 10 minutos  a 180ºC.

Mientras, hervir las espinacas durante 10 minutos (o según instrucciones de la bolsa). Escurrir, mezclar los huevos con el queso y echar la mezcla a las espinacas.

Triturar toda la mezcla.

Freír el bacon y ponerlo en la base del hojaldre.

A continuación, verter toda la mezcla encima del hojaldre.

Añadir si se desea, una loncha de queso para que se gratine en el horno.

Nota: Pueden usarse frutos secos, como piñones, en la mezcla de espinas o añadirlos en la base del hojaldre con el bacon.

En este caso, he usado biscotes triturados con queso parmesano rallado para decorar la superficie. Gratinado y crujiente, ¡MmMM riquísimo!

Valoración energética:

En este caso me he basado en el etiquetado de cada uno de los productos:

  • Hojaldre: 230 g à880 kcal
  • Queso 0%: 125 g, 83kcal
  • Espinacas: 600g, 132 kcal
  • Bacon: 55g, 214kcal
  • Huevos:260g, 390kcal

Total = 1699 kcal. Dividido en 4 raciones, nos da un total de 420kcal por ración.

pastel espinacas 3

¿Qué os parece? Tiene buena pinta, eh?

¡Animaos a hacerlo!

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºCol 282

Escuela del Paciente Renal

La última sesión de la escuela renal, la hemos dedicado al etiquetado nutricional, las técnicas culinarias y a enfermedades muy relacionadas con la Insuficiencia Renal.

1357654234151

Etiquetado nutricional

Es importante aprender a leer e interpretar el etiquetado nutricional ya que, nos da toda la información necesaria para poder elegir el producto más adecuado según nuestras necesidades.

Debemos fijarnos en la composición por 100g y en la composición por ración. El etiquetado también nos da información sobre la cantidad diaria orientativa (CDO) de cada nutriente.

Con insuficiencia renal será muy importante fijarse en los aditivos que lleve cada producto, principalmente el sodio, ya que debemos controlar la cantidad de sal (sodio) que ingerimos. Deberemos distinguir entre sal y sodio, ya que en el etiquetado lo pueden indicar de ambas formas.  1gramo de sal aporta 400mg de sodio.

Aditivos que contienen sodio:

  • Fosfato disódico
  • Glutamato monosódico:
  • Alginato sódico
  • Benzoato sódico
  • Hidróxido sódico
  • Propionato de sodio
  • Sulfito de sodio
  • Pectinato de sodio
  • Caseinato de sodio
  • Bicarbonato de sodio

Enfermedades relacionadas a la insuficiencia renal

  • Diabetes: La diabetes es una enfermedad grave, que se presenta cuando el cuerpo no produce cantidades suficientes de insulina o no puede usar la insulina que produce.

La insulina es una hormona que controla la cantidad de azúcar (denominada glucosa) en la sangre. Un nivel alto de azúcar en la sangre puede ocasionar problemas en muchas partes del cuerpo

TIPOS DE DIABETES:

  • Diabetes tipo 1: El cuerpo no produce insulina.

Comienza durante la niñez o juventud tardía.

El tratamiento consiste en la aplicación diaria de inyecciones de insulina, más el seguimiento de un plan de alimentación especial. Entre un 5 y un 10 por ciento de los casos de diabetes son de tipo 1.

  • Diabetes tipo 2: El cuerpo produce insulina pero no puede utilizarla de manera adecuada.

El tipo 2 puede prevenirse en forma parcial y por lo general se debe a una mala alimentación y a la falta de ejercicio físico.

Generalmente comienza después de los 40 años de edad.

El tratamiento incluye actividad física, régimen de reducción de peso y una planificación especial de las comidas. En la mayoría de los casos se recetan medicamentos hipoglucémicos.

La diabetes tipo 2 es la más habitual.

  • Insuficiencia renal diabética: No todos los casos de daño renal son originados por la diabetes.

Estas afecciones pueden estar relacionadas con otras enfermedades.

Si la insuficiencia renal fue originada por la diabetes, se la denomina insuficiencia renal diabética (ERD).

  • Hipertensión arterial: La hipertensión arterial es la elevación sostenida de la presión arterial (PA>140/90mmHg). En el caso de IRC se considera hipertensión a partir de 180/80mmHg.

Efectos nocivos de la HTA: Acción lesiva sobre paredes arterias, hipertrofia, estimula procesos  de aterosclerosis.

El control de la HTA reduce morbimortalidad por enfermedades cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, cardiopatía isquémica e insuficiencia renal.

Sodio=Sal: El sodio hace que retengas líquidos, lo que hace que tu sangre tenga un volumen líquido más grande. Si la sangre tiene más volumen, el corazón tiene que latir más fuerte, para hacer mover ese exceso de volumen por el cuerpo. Esto hace que la presión arterial suba.

 

Para evitar que las comidas sean aburridas y sosas, aquí os dejo unos ejemplos de salsas bajas en calorías, muy ricas, sanas y facilísimas de preparar.

Ejemplos de salsas hipocalóricas:

  • Mostaza Dijon + Vinagre de manzana + Miel: Ensaladas, Ensaladas + pasas + manzana o piña
  • Curry especia + limón + miel: Cous-cous con verduritas, Arroz con verduritas y pollo, Ensalada con cous-cous .
  • Reducción whisky + miel + limón: Carnes a la brasa, horno, Costillas, Verduritas en lonchas finas a la plancha.
  • Ajo triturado + limón + perejil (o albahaca) + aceite: Pescados blancos, Calamar, Sepia.
  • Mostaza Dijon antigua + Vinagre de manzana ( o Limón o Vinagre balsámico de Módena o Vinagre de vino) + Aceite de oliva: Ensaladas.

salsas hipo

 

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºCol 282