Efectos de la diabetes en la piel y en la boca

Alteraciones de la Diabetes Mellitus. La enfermera Amparo Muñoz Izquierdo de la Unidad de Diabetes del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital General Universitario de Valencia explica algunas de las alteraciones que produce la Diabetes. Concretamente aborda las alteraciones de la piel y los efectos bucodentales en las personas que tienen Diabetes.

 

Anuncios

Dietas con modificación de la textura y consistencia. Dietas progresivas

PARTE I

DIETA LÍQUIDA

Son dietas utilizadas en el ámbito hospitalario y ambulatorio, en pacientes con situaciones específicas que necesitan un cambio en la textura en su dieta o una mínima estimulación gastrointestinal.

Introducción a las dietas líquidas

La dieta líquida está compuesta, como su nombre indica, por alimentos de textura líquida a temperatura ambiente, cuyo objetivo es aportar fluidos y electrólitos a individuos que presentan una enfermedad de base que sólo les permite realizar una dieta de textura líquida o recibir una mínima estimulación gastrointestinal. Hay que valorar la tolerancia digestiva para que la dieta llegue progresivamente a la normalidad. Es indicada para:
Dieta de transición entre la alimentación parenteral o la sueroterapia y el inicio de la alimentación oral.
• Preparación para una exploración gastrointestinal o cirugía intestinal. Estas dietas deberán contener una mínima cantidad de residuo con el objetivo de lograr una correcta preparación del colon.
• Tras la mejoría clínica del paciente que presenta procesos digestivos agudos, como el síndrome de malabsorción o el síndrome del intestino corto, la enfermedad inflamatoria intestinal o la enfermedad de Crohn.
• Después de cirugía mayor del aparato digestivo. La reintroducción de alimentos por vía oral tras una cirugía del aparato digestivo dependerá del tipo de intervención quirúrgica. Se introducirá una dieta líquida para valorar la tolerancia digestiva. El tiempo de duración de esta dieta suele ser corto para evitar posibles complicaciones nutricionales.
• En la cirugía oral o plástica de la cara y el cuello, así como en otros procesos postoperatorios, como la cirugía de esófago.
• Como primera etapa de la alimentación oral en pacientes muy debilitados (p. ej., después de una intervención quirúrgica).
• A corto plazo, puede ser una alternativa terapéutica para la reposición hidroelectrolítica en síndromes diarreicos.

• Individuos incapaces de masticar, deglutir o digerir alimentos sólidos. En aquellos casos en que esta dieta es la única fuente de nutrientes, será necesario añadir suplementos nutricionales.

Recomendaciones dietéticas y nutricionales para las dietas líquidas: Sigue leyendo

Dietas progresivas

La progresión alimentaria se entiende como la evolución de la alimentación  desde el inicio de la tolerancia digestiva hasta alcanzar el máximo de diversificación de  alimentos, texturas y cocciones. En el ámbito hospitalario son numerosas las situaciones clínicas donde es necesaria una progresión alimentaria. Ésta debe entenderse como un proceso dinámico, en función de diversos factores: situación clínica, cambios anatómicos o funcionales de los órganos que configuran el aparato digestivo y respuesta individual a la progresión. La duración de las diferentes etapas es individualizada, ya que no siempre es posible ni necesario pasar consecutivamente por todas las etapas.

Los objetivos principales de la progresión alimentaria son dos:

• Favorecer el confort posprandial después de un tiempo de reposo digestivo.

• Restablecer el trofismo intestinal para evitar una posible malabsorcíón.

Los objetivos secundarios son los siguientes:

• Garantizar y optimizar el estado nutricional, favoreciendo la recuperación funcional del paciente.

• Mantener el beneficio nutricional cuando se ha establecido la nutrición artificial previa.

• En procesos quirúrgicos del tracto intestinal, adaptar la alimentación a los cambios anatómico-funcionales ocasionados por la cirugía.

Dietas progresivas

Sigue leyendo