La vuelta del verano.

Hola de nuevo después de este parón.

¿Qué tal habéis pasado el verano?

Imagino que unos habrán cogido peso y otros lo habrán perdido, sobre todo, porque muchos en verano practican ejercicio que no hacen durante el resto del año.

Lo mejor para no coger demasiados kilitos es viajar con poco dinero jejej, así no hay más remedio que comer lo justo (eso me ha pasado a mí).

Y ahora ya, vuelta a la rutina. Lo importante para perder esos kilos de más, es no agobiarse y querer perderlos rápidamente.

Vuelve a la rutina de tu día a día y verás como poco a poco vuelves a tu peso de siempre.

  •  Recuerda beber mucha agua, aunque no tengas sed, es importante estar bien hidratados, de esta forma el cerebro trabaja mejor y, además, a veces se confunden las señales de sed con las de hambre.
  • Los tamaños de las raciones tienen que ser los justos y de todos los grupos de alimentos. No elimines alguno para perder más rápidamente, como los hidratos de carbono, una práctica habitual pero errónea en las dietas de adelgazamiento. Recuérdalo en este post.
  • Práctica ejercicio físico frecuente. Si no estás acostumbrado/a, empieza con poquito ejercicio y suave y ve incrementándolo poco a poco. Si te machacas el primer día, las agujetas de los días sucesivos no te dejarán hacer nada más, te sentirás cansado/a, y frustrado/a porque no rindes lo que quisieras.
  • Acostúmbrate a tomar una fruta a media mañana y a media tarde aunque no tengas hambre. Eso te ayudará a aguantar mejor la jornada laboral sin la sensación de hambre y sobre todo de ansiedad antes de comer o cenar.
  • Vuelve a coger el ritmo de sueño. Es importante volver a establecer horarios de sueño para que nuestro metabolismo funcione perfectamente. Duerme 7-8 horas diarias. Sé que estás pensando que no tienes tiempo, pero ¡sí que puedes!, organízate, ve menos la tele, aprovecha el tiempo y sé eficiente. Así te sentirás mejor, más vital, con más ganas de hacer ejercicio, trabajarás mejor y te sentirás mucho más feliz.

 

Espero que sigas estos sencillos consejos y te ayuden.

Os dejo esta receta, facilísima y que seguro que a todos os gusta, espaguetis: Sigue leyendo

Anuncios

Comer con sentido común

Decálogo de la alimentación saludable

1.- Incluir la máxima variedad de alimentación en la programación de tus menús. Recuerda que no hay alimentos buenos o malos, sino dietas correctas o incorrectas.

2.-Realizar un adecuado reparto de las ingestas evitando los atracones y los ayunos. De 3 a 5 comidas al día : desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

3.- Comer despacio y masticando bien.

4.- Beber aproximadamente de 4 a 8 vasos de agua al día.

5.- Incrementar el consumo de alimentos ricos en fibra (frutas y verduras enteras o frescas, legumbres, alimentos integrales y frutos secos).

6.- Limitar el consumo de azúcares, sal, dulces, bebidas refrescantes y bebidas alcohólicas.

7.-Reducir el consumo de grasa de origen animal y potenciar la utilización de aceite de oliva, tanto para las cocciones como para los aliños.

8.- Priorizar el consumo de pescado (tanto blanco como azul) frente a las carnes y de  éstas seleccionar, habitualmente, las de menos contenido en grasa.

9.- Elegir leche y productos lácteos desnatados o semidesnatados.

10.-  Mantener los rasgos tradicionales de la Dieta Mediterránea, recuperando  platos, recetas y costumbres.

 

dia nacional de la nutrición

Consejos útiles para una compra saludable:

1.- Planificar con cierta antelación los menús, en función del número de comidas que se realizarán en casa así como el número de comensales, para ajustar las cantidades.

2.- Repasar la despensa para no comprar cosas de las que todavía haya cantidad suficiente. No acumular “tentaciones”.

3.- Confeccionar la lista de la compra en tres columnas: alimentos frescos (lácteos, carnes, etc), no perecederos (pasta, arroz, etc.), y congelados; así se da orden a la compra y se evitan las compras innecesarias.

4.- Iniciar la compra por los productos perecederos, seguir por los frescos y acabar por los refrigerados y congelados.

5.- Leer las etiquetas para hacer una mejor selección de los productos.

6.- Verificar la información nutricional de la etiqueta. Dicha información es muy útil para evaluar la calidad del producto.

7.- Verificar las fechas de consumo preferente o de caducidad de los alimentos.

8.- Comprobar que el envase o envoltorio está en perfectas condiciones.

Fuente: Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC 2004)

 

http://www.fesnad.org/dnn/DNN_2013/PDF/TRIPTICO_DNN_2013.pdf

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºColCV: 00282

Respuestas al test sobre nutrición.

test

Ya habréis tenido tiempo de contestar al test que os colgué el otro día, así que ahora, para lo más curiosos y aquéllos que quieran aprender un poquito más, os dejo las mejores respuestas del test.

Sigue leyendo

Necesidades y recomendaciones nutricionales en el envejecimiento

Dados los cambios producidos por el envejecimiento en la composición coporal y en su funcionalidad, es lógicos pensar que las necesidades de energía y nutrientes deban adaptarse a esta nueva situación.

Las recomendaciones dietéticas elaboradas por el Food and Nutrition Board (FNB), un Comité del Instituye of Medicine (IOM) de Estados Unidos, supuso un nuevo enfoque, no sólo porque estableció intervalos de edad para este grupo (51-70 años y mayores de 70 años), sino porque las ingestas dietéticas de referencia (DRI) que establecieron consideran cantidades de nutrientes y componentes de los alimentos capaces de reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Sigue leyendo

Agua

¿Qué es el agua? ¿Cuáles son sus funciones?

agua

¿Qué pasa si no bebemos suficientemente?

Que podemos deshidratarnos.

La deshidratación es la pérdida excesiva de agua y sales minerales de un cuerpo.

Existen diferentes niveles de deshidratación,  debemos aprender a reconocer los síntomas para prevenir una deshidratación grave y sus efectos. Además, será importante prestarle atención al acto de beber.

Vivimos en una sociedad en la que siempre vamos corriendo a todos lados, comemos en el trabajo, comemos caminando, tenemos mil tareas al mismo tiempo…, estrés, estrés, estrés y más estrés. Y eso provoca que se nos olvide beber. Además cada vez se ingieren menos frutas y hortalizas que son fuente de agua. Es más “cómodo” comer una hamburguesa, un bocadillo, una pizza…, sobre todo si no se está en casa. Ese tipo de comida rápida es rica en sal, que hace que se retengan líquidos y aumente la presión arterial, que puede llegar a ser peligrosa si se superan los 90/140 mmHg.

La fruta ha pasado a un tercer plano en nuestra sociedad, hemos cambiado la fruta como postre a productos lácteos, tartas, dulces o simplemente pasar a tomar un café sin acordarnos, o no tener tiempo de comer una fruta. Éstas son ricas en vitaminas y minerales, además de aportar un alto porcentaje de fibra que nos da sensación de saciedad durante más tiempo; y como no, son ricas en agua, nutriente principal para la vida.

agua 2

Hay que recordar que los niños, ancianos y mujeres embarazadas son los grupos de población más vulnerables a deshidratarse, por lo tanto habrá que prestar especial atención a estos colectivos.

Los deportistas también son otro grupo de población muy susceptible a padecer los graves síntomas de la deshidratación.

Estas son las alteraciones que se producen por la deshidratación en función del porcentaje de líquido perdido:

  • 2% à Descenso de la capacidad termorreguladora
  • 3% à Disminución de la resistencia al ejercicio, calambres, mareos, aumento del riesgo de sufrir lipotimias e incremento de la temperatura corporal hasta 38º
  • 5-6% à Disminución de la fuerza muscular, contracturas, cefaleas y aumento de la  temperatura corporal hasta 39º.
  • 7-8% à Contracturas graves, agotamiento, parestesias, posible fallo orgánico, golpe de calor.
  • >10% à Comporta un serio riesgo vital

Algunos consejos para prevenir la deshidratación:

  • Beber de 1,5 a 2 litros de agua al día. Aumentar la cantidad a 2,5 si se practica actividad física (las necesidades se adaptarán en función de las pérdidas).
  • Recordar beber cada 15-30 minutos sorbos pequeños para evitar la sensación de sed. Una vez que tenemos esa sensación (boca seca, pastosa, ligero dolor de cabeza…) ya estamos en fase de deshidratación.
  •  Llevar siempre encima alguna botellita de agua, zumo o alguna pieza de fruta para comer entre horas.
  • Beber un vaso de agua antes de acostarnos y recién levantados ayudará a mantener los niveles de hidratación correctos para el buen funcionamiento de  nuestro organismo.

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºCol 282

¿Comer fruta para cenar ayuda a adelgazar?

Mucha gente cree que comer sólo fruta para cenar les ayuda a adelgazar. Creen que es una forma sana de acabar el día. Pero, ¿es una cena equilibrada?

La fruta es sana, rica en vitaminas, minerales y fibra, pero también es rica en azúcares sencillos, los cuales debemos consumir con moderación. Se han de consumir 3 raciones repartidas a lo largo del día. Además, como he dicho ya en otras ocasiones, cada comida debe incluir los macronutrientes más importantes para ser una dieta equilibrada. Y comer sólo fruta, no es equilibrado.

Está claro que consumir sólo fruta para cenar puede ayudar a no elegir alimentos muy calóricos, comida preparada o rápida, llena de grasa, con exceso de sal y al fin y al cabo una bomba calórica indigesta para antes  de acostarse y poco saludable. Pero también es verdad, que la falta de tiempo, la pereza o el no saber cocinar no sirven como excusa para no poder preparar una cena sencilla, equilibrada, baja en calorías y eligiendo alimentos de los grupos más importantes.

Os muestro el análisis de 2 cenas distintas; una a base de sólo fruta y otra variada y equilibrada:

FRUTA

  Cantidad (g) Energía (Kcal) Agua (g) Hidratos de Carbono Proteínas (g) Grasas (g) Fibra (g)
Naranja 225 71,6 138 14 1,4 0,31 3,6
Plátano 160 100 79,5 22 1,1 0,29 2,7
Pera 170 76,5 134 16,4 0,67 0,15 3,4
Total 555 248,1 351,5 52,4 3,17 0,75 9,7
%kcal       84,5 5,1 2,72  

 

  INGESTA REAL INGESTA RECOMENDADA
H.C% 84,5 50-60
PROTEÍNAS% 5,1 15
LÍPIDOS% 2,72 25-30

 

CENA VARIADA

  Cantidad (g) Energía (Kcal) Agua (g) Hidratos de Carbono Proteínas (g) Grasas (g) Fibra (g)
Lechuga 40 5,8 28,1 0,41 0,41 0,18 0,44
Tomate (1 tomate pequeño) 90 18,8 79,5 3 0,74 0,18 1,2
Atún al natural (1/2lata individual) 30 29,8 22,8 0 7 0,18 0
Pepino 50 5,1 37,2 0,73 0,24 0,07 0,27
Aceite de oliva virgen 5 45 0,00 0 0 5 0
Pan integral 30 66,3 13,4 11,4 2,1 0,87 2,2
Pera 170 76,5 134 16,4 0,67 0,15 3,4
Total 415 247,3 315 31,9 11,16 6,63 7,51
%kcal       51,59 18 24,12  

 

  INGESTA REAL INGESTA RECOMENDADA
H.C% 51,59 50-60
PROTEÍNAS% 18 15
LÍPIDOS% 24,12 25-30

Como habréis podido comprobar, ambas cenas aportan las mismas calorías. La diferencia está en la composición de ambas:

–         Cenar sólo fruta aporta prácticamente sólo hidratos de carbono simples, es decir, azúcares. Fijándonos en la ingesta recomendada se aleja mucho de lo recomendado.

–         La otra cena, incluye una ensalada variada, un trozo de pan y una fruta. Es un plato fácil y rápido de preparar, sin necesidad de “ponerse a cocinar”. Para todos aquellos que no tienen tiempo de cocinar por las noches, llegan cansados o no tienen ganas de “ensuciar” la cocina, es una alternativa sencilla, rápida y mucho más equilibrada que la anterior. Además no por tomar más variedad de alimentos se engorda más, como puede creerse. Aporta las mismas calorías que la anterior y los porcentajes de macronutrientes se ajustan mucho más a la recomendación.

En la siguiente gráfica lo vemos de manera más visual:

Por lo tanto no caer en el error de creer que comer sólo fruta te está ayudando a adelgazar, porque quizás incluso llegas a ingerir más calorías pensando que: “total, como la fruta no engorda, como más”

Elabora tus platos de colores, échale imaginación y llénalos de creatividad y color. Así, asegurarás un aporte suficiente de nutrientes.

 

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista. NºCol.C.V:282

10 reglas de oro para una alimentación equilibrada

  •     Recordar que comer y beber forman parte de la alegría de vivir
  •     Cocinar bien es un arte
  •     Es preciso comer una gran variedad de alimentos, pero no en gran cantidad
  •     Es recomendable comer despacio y masticar bien
  •     Mantener un peso estable es signo de equilibrio nutritivo
  •     Debe evitarse el exceso de grasas de origen animal
  •     Comer suficientes alimentos que contengan harinas o féculas y fibra
  •     Limitar el consumo de azúcares
  •     El agua es la bebida fisiológica por excelencia
  •      Si se bebe alcohol, se debe hacer con mucha moderación

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista. NºCol.C.V: 282

Los nutrientes: Cuáles son, su función e importancia para nuestra salud.

Para comer de una forma correcta, equilibrada, variada y sana es importante conocer los nutrientes, qué son, cuál es su función  y la importancia que tienen en nuestra salud.

PROTEÍNAS

Las proteínas juegan un papel fundamental en la función y estructura de las células y son la materia prima de nuestros músculos.

 

Clasificación:

–         Proteínas de origen animal:

Carnes y pescados

Huevos y lácteos.

–         Proteínas de origen vegetal:

Legumbres

Fuentes alimentarias:

Carnes, pescados, huevos, leche, queso y legumbres

Funciones:

–         Plástica y estructural: forman parte de los órganos y tejidos del organismo.

–         Enzimática: fundamentales en diferentes reacciones químicas (ej: digestivas).

–         Contráctil: responsables de la contracción muscular.

–         Transportadora: transporta sustancias (ej: hierro en la hemoglobina).

–         Inmunitaria: forma parte de los anticuerpos.

–         Energética: fuente de energía (4kcal/g). Combustible para la producción de energía. Deben aportar el 15% de la energía total de nuestra dieta.

Información:

–         La proteína de origen animal es de mayor calidad que la de origen vegetal.

–         La combinación entre alimentos proteicos vegetales y animales permite conseguir una proteína de mayor calidad.

–         La proteína en exceso no se almacena, se convierte en grasa principalmente, además un consumo prolongado puede llevar a problemas renales y hepáticos. Por el contrario, cuando hay un aporte deficitario en proteínas, el organismo utiliza la propia proteína corporal.

–         La ingesta mínima diaria recomendada es de 0,8 g por kg de peso corporal, hasta un valor máximo de 2 g por kg de peso corporal para deportistas cuyos requerimientos así lo precisan.

 

 

HIDRATOS DE CARBONO (carbohidratos, glúcidos, azúcares)

            La mayor parte de la energía que necesitamos para movernos, para trabajar y, en suma, para vivir

Clasificación:

–         Hidratos de carbono simples:

Monosacáridos (glucosa, fructosa y galactosa)

Disacáridos (sacarosa, lactosa y maltosa)

–          Hidratos de carbono complejos:

Polisacáridos digeribles (almidón y glucógeno)

Polisacáridos no digeribles (fibra)

 

Fuentes alimentarias:

Pasta, patata, arroz, cereales, legumbres, fruta, miel, azúcar de mesa.

 

Funciones:

–         Energética: fuente principal de energía (4kcal/g). Combustible esencial para la producción de energía. Deben aportar del 50 al 60% de la energía total de nuestra dieta.

–         Los carbohidratos evitan que la proteína se utilice como suministro de energía.

–         El déficit de carbohidratos en la dieta puede inducir a un estado de cetoacidosis y a un mal funcionamiento del sistema nervioso central.

–         Los carbohidratos de la dieta se almacenan en el organismo en forma de glucógeno en hígado y músculos esqueléticos.

 

Información:

–         Los alimentos más ricos en hidratos de carbono son fundamentalmente vegetales:  Almidón

–          Es aconsejable que la mayor parte de los carbohidratos consumidos sean complejos.

–         La sacarosa (azúcar de mesa) no tiene necesidad biológica y además es nociva en exceso.

–         Cuando se consume un alimento rico en carbohidratos se produce un aumento del azúcar en sangre, este aumento será mayor o menor según el índice glucémico (IG) del carbohidrato consumido. Los de alto IG elevan rápidamente la concentración de azúcar en sangre y por tanto se genera gran cantidad de insulina en poco tiempo, esta situación a la largo plazo va ha afectar al páncreas y puede generar una diabetes de tipo II. Por el contrario los de bajo IG elevan lentamente la concentración de azúcar en sangre.

–         Cualquier energía ingerida en exceso, se almacena como grasa.

 

ALIMENTO IG ALIMENTO IG
Glucosa 100 Arroz integral 50
Patata al horno 95 Espaguetis integrales 42
Pan blanco 85 Manzana 35
Zanahoria (cocida) 85 Melocotón 35
Arroz común 70 Naranja 35
Azúcar blanco 70 Leche 34
Chocolate 70 Albaricoque 30
Habas 65 Garbanzos 30
Pan integral 65 Judías verdes 30
Patatas hervidas 65 Lentejas 30
Miel 60 Tomate 30
Espaguetis blancos 55 Zanahoria (cruda) 30gumbres,sa arroz, cereales, fruta, miel, azucir a un estado de cetoacidosis y a un mal funcionamiento del sistema nervioso cen
Mango 50 Huevos 0

 

 

GRASAS (lípidos)

            Son una reserva importante de energía. Además sirven para asimilar las vitaminas liposolubles (vitamina A, D, E, K).

Clasificación:

–         Grasas de origen animal:

Carnes y pescados.

Huevos y lácteos.

–         Grasas de origen vegetal:

Aceites, frutos secos, algunas frutas (aguacate, coco).

 

Fuentes alimentarias:

Aceites, carnes, pescados, frutos secos, huevos, lácteos.

Funciones:

–         Energética: Fuente de energía (9kcal/g). Es el almacén energético principal del organismo. No deben aportar más del 30% de la energía total en nuestra dieta.

–         Estructural: componente de las membranas celulares.

–         Síntesis de eicosanoides. Sustancias que ejercen un poderoso efecto regulador de todas las funciones celulares.

–         Vehículo de vitaminas liposolubles (A,E,D y K).

–         Protección a golpes y aislamiento del frío.

 

Información:

 

–         Los aceites y grasas están formados por ácidos grasos (AG) que pueden ser saturados e insaturados.

–         Los ácidos grasos insaturados se dividen en moniinsaturados (AGM) y en poliinsaturados (AGP). Éstos se encuentran mayoritariamente en alimentos de origen vegetal. Ambos tienen efectos beneficiosos sobre la salud

–         Los ácidos grasos saturados se encuentran mayoritariamente en los alimentos de origen animal, en forma de triglicéridos constituyendo las reservas grasas del animal. Éstos deben evitarse al máximo de nuestra dieta.

–         Los aceites vegetales de coco y palma a pesar de ser alimentos vegetales son ricos en AG saturados, es decir su perfil lipídico es semejante a los de origen animal.

–         Las grasas animales ricas en AG saturados también lo son en colesterol.

–         Los AG conocidos como TRANS (ácidos grasos parcialmente hidrogenados) tienen consecuencias negativas para la salud, más incluso que los AG saturados.

–         Dentro de los AGP, existen AG esenciales como los omega 3 y omega 6 que no los sintetiza el ser humano, por lo que se necesita suministrarlos en la dieta. Se encuentran en pescados, aceites vegetales y frutos secos principalmente.

–         Cualquier energía ingerida en exceso, se almacena como grasa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

AGUA

Es el componente mayoritario del cuerpo humano, aunque su porcentaje varía dependiendo del sexo y de la edad.

Clasificación:

–         Aguas blandas: contienen un bajo nivel de minerales.

–         Aguas duras: contienen un alto nivel de minerales.

Fuentes alimentarias:

Agua potable de manantial, frutas y hortalizas.

Funciones:

–         El agua no es nutritiva, desde el punto de vista calórico, pero sí es imprescindible en la dieta. Imprescindible para la vida.

–         Medio de transporte de los componentes sanguíneos y de los nutrientes.

–         Disolvente de la mayor parte de los constituyentes orgánicos

–         Medio en que tienen lugar todas las reacciones químicas y bioquímicas

–         Material estructural de todas las células

–         Principal regulador de la temperatura corporal

–         Principal regulador de la composición del organismo

–         Esencial para todos los procesos de digestión, absorción y excreción

–         Esencial para la estructura y función del sistema circulatorio

 

Información:

–         El agua es el componente mayoritario del organismo humano (representa el 60% del peso corporal).

–         El contenido de agua corporal depende de la edad, sexo y de la relación entre masa grasa y muscular.

–         El agua que nuestro organismo necesita proviene del líquido de bebida pero también de los alimentos sólidos que ingerimos.

–         Diariamente perdemos agua a través de la transpiración, la orina y las heces, y debemos reponerla consumiendo alimentos ricos en agua y bebidas.

–         Se recomienda beber de 1,5-2L de agua al día.

 

 

 

VITAMINAS Y MINERALES

            Suponen entre un 4 y un 5% del peso corporal total. No aportan energía al organismo, pero son esenciales para su buen funcionamiento.

Clasificación:

–         Vitaminas hidrosolubles: grupo B y vitamina C

Origen animal: carnes, pescados y huevo.

Origen vegetal: verduras, frutas, legumbres, cereales y frutos secos.

–         Vitaminas liposolubles: A, D, E y K.

Origen animal: carnes y pescados.

Origen vegetal: aceites.

–         Minerales mayoritarios:

Calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio, cloruros y azufre.

–         Minerales minoritarios:

Hierro, cinc, cobre, iodo, cromo selenio, etc.

 

Fuentes alimentarias:

Fruta, verdura, legumbres, carnes, pescados, cereales, lácteos, frutos secos, aceites

Funciones:

–         Tienen efecto antioxidante, barren los radicales libres causantes de la oxidación.

–         No producen energía a diferencia de los hidratos de carbono, grasas y proteínas aunque muchas vitaminas regulan los procesos que permiten obtener energía de estos nutrientes

–         Forman parte y actúan como coenzimas, sobretodo las vitaminas del grupo B y vitaminas A y K.

–         Actúan a nivel de membranas celulares como en funciones de estabilización. La vitamina E protege los ácidos grasos poliinsaturados de su oxidación.

–         Acciones de tipo hormonal (sobre todo la vitamina D)

–         Plásticos (calcio, fósforo, magnesio y azufre). Su aporte es importante para el crecimiento, el mantenimiento y renovación de los tejidos.

–         Electrolitos (sodio, potasio, cloruros y fosfatos). Participan en el mantenimiento de los equilibrios hídricos, ácido-base, y de la presión osmótica.

–         Componentes de moléculas complejas (hierro, yodo, cobalto). Las moléculas de las que forman parte desempeñan importantes funciones en el organismo, por ejemplo; el hierro de la hemoglobina.

–         Oligoelementos (cinc, cobre, selenio, etc.) Actúan principalmente en la actividad enzimática, bien sea como metaloenzimas o como cofactores.

Información:

–         Están presentes en los alimentos en baja cantidad.

–         El ser humano no puede sintetizarlas en cantidad suficiente.

–         Son esenciales para el organismo sin ellas la vida no seria posible.

–         Las vitaminas hidrosolubles no se almacenan a excepción de la vit. B12 (sólo se encuentra en alimentos de origen animal).

–         Las vitaminas liposolubles sí se almacenan, algunas como la vit. A y D en exceso son tóxicas.

–         Las vitaminas liposolubles necesitan un ambiente graso para poder absorberse.

–         30 minutos de luz solar al día aporta suficiente cantidad de vit. D.

–         El Calcio, fósforo y magnesio desempeñan una función clave en el desarrollo y mantenimiento de los huesos. La absorción del calcio es mayor si se ingiere junto a lactosa y vit. D.

–         El hierro se encuentra en alimentos de origen animal y vegetal pero es en carnes y derivados donde está más biodisponible (la absorción es mayor). Los alimentos de origen vegetal ricos en hierro, en contacto con una sustancia reductora (vit. C) se aumenta la absorción del hierro. Por el contrario bebidas como té, café, cacao inhiben parcialmente la absorción del hierro de los alimentos vegetales.

–         El calcio inhibe la absorción del hierro, por tanto habrá que evitar su consumo conjuntamente en la misma comida.

 

 

 

 

¿BEBER AGUA DURANTE LAS COMIDAS ENGORDA?

El agua es un alimento acalórico, es decir, sus nutrientes no proporcionan energía. Por lo tanto no engorda si se toma antes, durante o después de las comidas.

Beber agua antes de las comidas puede producir sensación de saciedad, por lo que se recomienda en dietas de adelgazamiento. Tampoco tiene el poder de quemar calorías, es decir, no por beber más cantidad de agua se adelgaza.

Es importante consumir una cantidad adecuada de agua, entre 1,5 y 2 litros diarios ya que el 60% de nuestro peso corporal es agua.