Gasto energético. Cálculo de raciones de hidratos de carbono y cálculo de raciones grasa-proteína

Amparo Muñoz Izquierdo, enfermera educadora de la Unidad de Diabetes del Hospital General de Valencia imparte la charla: Alimentación saludable. Gasto energético. Cálculo de raciones de hidratos de carbono (HC) y cálculo de raciones grasa-proteína (unidad grasa proteína UGP)

 

Anuncios

Sistema de intercambios y equivalencias de alimentos o dieta por raciones

El sistema de intercambios y equivalencias de alimentos, también conocido como dieta por raciones, es desde la década de los 70 el tipo de dieta más empleado para la educación nutricional de las personas con diabetes.

Las ventajas de su aplicación son las siguientes:

  • Es el tipo de dieta más preciso para ajustar la pauta de la persona con diabetes.
  • Permite más flexibilidad en la elección de alimentos, respetando las preferencias personales, puesto que no es un menú cerrado donde se indique lo que se ha de comer cada día.
  • Facilita la variedad de alimentos y preparaciones, manteniendo las cantidades de hidratos de carbono. Esto es importante sobre todo para las personas que están con antidiabéticos orales o que llevan una pauta de insulina en la que no pueden aumentar o disminuir la cantidad en función de lo que van a comer (por ejemplo con insulinas mixtas o si solamente están con insulina lenta tipo Lantus® o Levemir®). Para personas que sí se inyectan insulina en cada comida, es decir usan análogos ultra-rápidos (como Novorapid®, Humalog® o Apidra®), este tipo de dieta les permite saber cuántos hidratos de carbono les aporta el plato que tienen delante y qué cantidad de insulina deben ponerse.
  • Se integra dentro del ámbito familiar, en el menú escolar o laboral. Si se adquiere un adecuado manejo de este sistema de intercambios, la alimentación de la persona con diabetes puede ir en consonancia perfectamente con el menú familiar o escolar, incluso poder adaptarse frente a fiestas o imprevistos. Además, una vez se tiene habilidad contando raciones, es muy útil también para saber la cantidad de hidratos de carbono en una receta, o cuando se interpreta una etiqueta nutricional. Sigue leyendo

7 propósitos para la cuesta de enero

Mirad que os traigo directamente desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionistas. Espero que os sirvan estos consejos para llevar mejor la cuesta de enero:

Desde el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricionista de la Comunitat Valenciana (CODiNuCoVa) transmiten unas pequeñas recomendaciones para llevar con más fuerza la cuesta de enero.
Durante las fechas navideñas hemos tenido continuas comidas y cenas muy seguidas, que quizás no nos permitieron equilibrar nuestras ingestas y como consecuencia hemos aumentado un par de kilos. Por otro lado, a pesar de tener más tiempo, también se ha visto reducido nuestro tiempo de actividad física. Por todo ello desde el CODiNuCoVa queremos lanzar unos propósitos para comenzar el año de una manera saludable y energética.
Propósito 1: tras las navidades debemos retomar nuestra alimentación habitual. Recordar, debe ser VARIADA, EQUILIBRADA Y SUFICIENTE. Realizar las 5 comidas diarias, siendo el desayuno imprescindible para comenzar el día con energía y fuerza, afrontando eficientemente la mañana. La comida y la cena serán también importantes, pero no debemos olvidar el almuerzo y la merienda que evitarán la aparición de la conocida ansiedad entre comidas.
Propósito 2: debemos recordar que en nuestra cultura predomina la dieta Mediterránea, por lo que será importante introducir en la dieta el pescado y reducir el consumo de carnes y embutidos. Nuestras costas ofrecen una amplia variedad de ellos, concretamente en enero es temporada de lubina, lenguado y de merluza (pescado blanco); aunque también podemos optar por variedades como el salmón, la sardina y el boquerón (pescado azul).
Propósito 3: objetivo para el 2013, consumir diariamente 3 raciones de fruta y 2 de verduras. Estos alimentos son ricos en vitaminas, minerales, agua y fibra y bajos en aporte energético. Ideales para reequilibrar nuestro organismo y evitar el decaimiento hibernal causado por el frío y la ausencia de horas de sol.
Propósito 4: en la variedad está la clave del éxito. Debemos comer de todo en la cantidad que nuestro cuerpo necesita. Nunca debemos prohibirnos consumir ciertos alimentos, sobre todo cuando comenzamos con nuevas pautas alimentarias. Basa tu alimentación en la pirámide nutricional o en la dieta Mediterránea, consume cereales, pan, pasta, arroz a diario, frutas y verduras, pescados y carnes, aceite de oliva, huevos y legumbres. Y aquellos alimentos hipercalóricos (snacks, bollería, precocinados, fastfood) limita su consumo a ocasional y siempre con control. Los alimentos tipo light, lee atentamente su etiquetado, por que en ocasiones no compensa el mayor coste, simplemente reduce la cantidad del producto normal.
Propósito 5: retoma tu actividad física diaria como antes del periodo navideño. En el caso de no realizar ningún deporte, enero es el mes idóneo para comenzar con alguno. Realiza una actividad de al menos 45 minutos de 2-3 veces a la semana, intenta que sea un deporte de tipo cardiovascular, pero además intenta ir caminando todo lo que te sea posible.
Propósito 6: consulta al dietista-nutricionista, es el profesional adecuado en el caso de necesitar o decidir perder peso. Uno de los propósitos más comunes es la pérdida de peso antes de verano. En este caso debes consultar al profesional de la nutrición, él te dará todas las pautas necesarias para llevarlo a cabo, además de llevar un control adecuado de tu salud. Evita todas las ofertas de internet que surgen desde enero hasta verano, de descuentos que ofrecen milagros y pérdida de peso rápido, que no ofrecen ninguna garantía para tu salud.
Propósito 7: plantéate objetivos medibles. Para llevar a cabo los propósitos de año y cumplir con las recomendaciones citadas, acuérdate de establecerte unos objetivos semanales y mensuales. Trata de anotar cada día/semana si cumples con los propósitos. Será una manera sencilla de evaluarte si los estas consiguiendo y adhiriéndote a ellos.

cuesta de enero

CODYN

Plan de alimentación por raciones

 

14 de Noviembre, día Mundial de la Diabetes. Aprovechando la estupenda charla dada ayer por la enfermera educadora, Amparo Muñoz, de la unidad de diabetes de la unidad de endocrinología y nutrición del Hospital General, os dejo una breve explicación del plan de alimentación por raciones o intercambios.

           

            Los planes de alimentación por raciones o intercambios, fueron introducidos en los años 70 y son uno de los mejores sistemas de confección de planes de alimentación para personas con diabetes porque permiten:

–       Individualizar el plan de alimentación según las necesidades nutritivas, metabólicas y de hábitos dietéticos.

–       Variar de forma equivalente los diferentes menús en función del contenido en hidratos de carbono, proteínas, grasa y aporte calórico.

–       Integrar el plan de alimentación al menú familiar, escolar o laboral. Aspectos suficientemente importantes para facilitar el cumplimiento dietético.

La base de los planes de alimentación por raciones consiste en la clasificación de los alimentos en 6 grupos en función del nutriente principal que contengan.

A cada grupo se le asigna el concepto ración. Los grupos son los siguientes: (ver figura 1)

–       Leche: incluye la leche y los yogures.

–       Farináceos: pan, tostadas, patatas, pasta, guisantes, habas, legumbres, arroz, castañas, harina, cereales de la leche…

–       Fruta: todas las frutas frescas, no incluyendo las desecadas como pasas, higos, orejones…

–       Verduras: todos los tipos de lechugas y verduras.

–       Alimentos proteicos: incluye todas las carnes, pescados, quesos y huevos.

–       Grasas: incluye los aceites, mantequilla, mayonesa, margarina, aceitunas, nata,  crema de leche, frutos secos.

Concepto de ración: Alimento que contiene una determinada cantidad de su principal nutriente (carbohidrato, proteína o grasa). Si un alimento tiene la misma cantidad de nutriente, es equivalente. Este concepto genera las listas de intercambios equivalentes de los alimentos que componen cada grupo. En nuestro medio se ha unificado a raciones de 10 gramos, para todos los grupos de alimentos, según recomendaciones de la Federación Española de Educadores en Diabetes (Feaed) y de l’Associació Catalana de Diabetes (ACD).

 

            Tras esta explicación os dejo un ejemplo de un menú de 1500 kcal. Podría ser útil tanto para diabéticos como para no diabéticos que estén intentando bajar de peso, ya que es una dieta hipocalórica:

   1.   Distribución macronutrientes

–          H.Cà 50-55%                                        H.C= 50%

–          Proteínas à 10-15%                            Proteínas= 15%

–          Grasa à 30-35%                                   Grasa= 35%

2.  Cálculo Kcal de cada macronutriente

–          H.C : 50% à 750 Kcal

–          Proteínas : 15% à 225Kcal

–          Grasa:35% à 525Kcal

3.   Factor de Atwater:

–          H.C: 750/4= 187,5 g H.C

–          Proteínas: 225/4 = 56,3 g Prot

–          Grasa: 525/9 = 58,3 g Grasa

4.    Cálculo de número de intercambios que suponen dichas cantidades en gramos.

–          H.C: 187,5g/10 = 18,7 ≈ 19R

–          Proteínas: 56,3/10 = 5,6 ≈ 6R

–          Grasta: 58,3/10 = 5,8 ≈6R

          5.     Distribución a lo largo del día según la AESAN

–          25% Desayuno + almuerzo à 375 Kcal

–          35% Comida à 525 Kcal

–          10% Merienda à 150 Kcal

–          30% Cena à 450 Kcal

6.    Distribución de las raciones

Leche Verduras Fruta Harinas Proteicos Grasas
Desayuno 0,6

1

0,6

2 1   0.15    1
Almuerzo 0,3

0,5

0,3

0,5   0,075
Comida    1    2 4     0,6 1

2

   1
Merienda 0,3

0,5

0,3

0,5   0,075
Cena 1 2        3

0,45

0,75

1,5

    1

     7.    Menú (ejemplo)

DESAYUNOS

–          1 taza de leche de 200ml o 2 yogures.

–          1 naranja o zumo de naranja de 200g o ml = 1vaso de zumo

–          1 tostada de pan de molde o 20 gr de pan de barra o 15 g de cereales.

–          1 cucharada de aceite de oliva (10ml)

–          1 loncha fina de embutido o queso (10gr)

ALMUERZO

–          1 vaso de leche de 100 ml o 1 yogur

–          1 tostada pequeña de 10gramos o 2 galletas.

–          1 fruta

MERIENDA: Igual que almuerzo pero la fruta se comerá en merienda o en almuerzo.

COMIDA:

–          Ensalada de garbanzos: 50 g de lechuga, 25 g de cebolla, 25 g de zanahoria, 100 g de tomate, 50 g de pepino y 20 g de garbanzos (peso seco).

–          Emperador con puré de patatas: 100g patata (1unidad pequeña) y  1 filete de 150g de emperador.

–          20 g de pan

–          1cucharada de aceite de oliva (10ml).

–          1 pera de 100g.

CENA:

–          Berenjena s rellenas de carne picada: 1berenjena grande de 250g, 25g de cebolla, 75g de carne picada, 30g de queso rallado y 20g de pan rallado.

–          40 g pan

–          1cucharada de aceite de oliva (10ml)

–          1 naranja pequeña de 200g naranja.

FIGURA 1:

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista. NºCol.C.V: 0282