Recetas adaptadas a IRC en fase de prediálisis

FIDEUÁ

Ingredientes (1persona):

–          Tres puñados de pasta sin huevo (fideuá) (75g)

–          Un trozo pequeño de bonito (30 g)

–          Una gamba (10g)

–          Una almeja (13g)

–          Dos tiras de pimiento rojo en remojo (30g)

–          Un cuarto de tomate maduro mediano (30g)

–          Un diente de ajo (4g)

–          Una cucharada sopera de aceite de oliva (10g)

–          Una cucharada de vino blanco (10g)

–          Una cucharada de perejil picado (2g)

–          Azafrán

 

Modo de preparación:

–          El día anterior poner las almejas a remojo en agua sin sal y cambiarles el agua varias veces. Realizar también el remojo al pimiento.

–          En una paella sofreír el emperador en trozos pequeños y las gambas y reservar.

–          En ese mismo aceite sofreír el ajo, el pimiento y el tomate.

–          Añadir el agua y cuando rompa a hervir echamos las almejas, los fideos gordos, el emperador y las gambas.

–          Echar el vino blanco, el perejil y el azafrán y dejar cocer unos ocho minutos.

–          Dejar reposar unos minutos antes de servir.

Reducción por DC

 

fideua renal.

Fuente: Guía de alimentación para pacientes renales. Asociación de ayuda al enfermo renal (adaer.) Servicios Municipales de Salud, Murcia.

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºCol 282

Anuncios

¿Qué puedo comer con insuficiencia renal crónica?

PARTE II

Tras haber explicado los alimentos más ricos en fósforo, sodio y potasio, damos unos consejos para reducir la cantidad de potasio en las verduras, que son el grupo más rico en potasio.

CONSEJOS DE COCINA

REMOJO

Fuente: Guía de alimentación para  pacientes renales. Adaer: Asociación de Ayuda para el Enfermo Renal.

2.- Utilizar verdura congelada: Tiene menos potasio que la fresca. Para congelarla en casa, cortarla y escaldarla en agua hirviendo unos minutos antes de introducirla en el congelador. Aún así, cocinarlas con ebullición prolongada y cambiar el agua a mitad cocción.

3.- Desalar vegetales en lata: Escurrirlos y ponerlos en remojo durante 2-3horas.

4.- Cocinar las frutas o consumirlas en conserva: Porque reducen su contenido en potasio. Es aconsejable tomarlas hervidas, en almíbar (sin su jugo), en confitura, mermelada o compota. Asadas en horno o microondas no pierden potasio.

Además de estos minerales ya comentados, también es muy importante controlar la cantidad de proteínas para  pacientes renales. El metabolismo de éstas da productos de desecho que son tóxicos si no se eliminan eficientemente. De esto se encargan los riñones y con la insuficiencia renal está afectada su función, por lo tanto habrá que limitar el consumo de proteínas para no dañar en exceso a los riñones.

Alimentos ricos en proteínas

–          Huevos

–          Pescados

–          Carnes

–          Lácteos y derivados

–          Legumbres

–          Cereales

–          Frutos secos

Limitar cantidad a: 49g/día.

 

El próximo post, lo dedicaremos a las raciones de cada uno de los grupos de alimentos que se deben consumir para mantener la enfermedad controlada.

 

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NªColCV: 282

¿Qué puedo comer con insuficiencia renal crónica?

De esta manera empezamos la segunda sesión de la escuela renal para pacientes en prediálisis.

La dieta para este colectivo no tiene que descuidarse y tiene que cumplir con las siguientes características:

–          Variada: incluir alimentos de todos los grupos, para cubrir las necesidades de nutrientes y evitar el aburrimiento y la monotonía.

–          Equilibrada: debe cubrir las necesidades energéticas con el aporte de macronutrientes principalmente y en la siguiente proporción:

  • Hidratos de carbono: aporte del 50-60% de la energía total
  • Proteínas: aporte del 10-12% de la energía total
  • Grasas: aporte del 30-35% de la energía total.

–          Adecuada en energía: debe aportar suficiente energía en función del sexo, edad, peso y actividad física. Se debe evitar la malnutrición o la desnutrición de estos pacientes.

–          Ordenada: establecer buenas hábitos y pautas de horarios hacen que sea más fácil y llevadera la patología. Realizar de 4 a 5 comidas al día sin saltarse ninguna.

–          Adaptada: no hay que olvidar que se trata de una enfermedad con restricciones en algunos alimentos, por lo que, habrá que adaptarla a su situación.

–          Complementada: en algunos casos y siempre bajo prescripción médica, puede ser necesario un soporte nutricional.

Alimentos importantes a tener en cuenta:

Éstos serán aquéllos que sean más ricos en los minerales en los que se debe controlar su ingesta, como el fósforo, sodio y potasio.

Alimentos ricos en Fósforo:

–          Leche, queso, yogur, helados.

–          Nueces, cacahuetes.

–          Moluscos, mariscos, crustáceos.

–          Comida rápida, colas.

–          Legumbres, pan, cereales integrales.

–          Chocolate y batidos de chocolate.

Restringir cantidad a: 5-10mg/kg/día

 

Alimentos ricos en Sodio:

–          Quesos.

–          Aceitunas negras y verdes.

–          Salsas y siropes.

–          Conservas.

–          Salazones y ahumados.

–          Pan envasado.

–          Embutidos.

–          Snacks.

Restringir cantidad a: 1000-2000mg/día

 

Alimentos ricos en potasio:

–          Verduras y hortalizas: 2Raciones al día.

 

K en verduras y hortalizas

 

–          Frutas: 1-2 Raciones al día.

K en frutas

 

Restringir cantidad a: 40-60mEq/día à 1950mg/día

 

Cuidado con el Hierro y Calcio:

–          Hierro:

En ocasiones existen casos de anemia por lo que habrá que tomar suplementación (médico indicará si es necesario)

–          Calcio:

Presenta déficit en su absorción intestinal por disminución de la vitamina D. Problema: binomio P/Ca suelen venir juntos en alimentos. Puede ser necesaria la suplementación (prescripción médica).

clase 2

 

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista NºColCV: 282

Fideuà de rovellones y foie

Ingredientes para 4 personas:

–          200 g rovellones.

–          75 g foie de pato.

–          40 g tomate triturado.

–          350 g fideuà.

–          200 g cebolla.

–          200 g pollo.

–          1 ajo.

–          40 ml aceite de oliva (4 cucharadas).

–          Caldo de carne.

–          Sal.

Elaboración:

–          Sofreír la cebolla y el ajo

–          Añadir el pollo, los rovellones troceados y el foie e incorporar el tomate.

–          A continuación añadir el caldo y esperar hasta que empiece a hervir.

–          Una vez que hierva el caldo añadir la fideuà y dejar cocer durante 10 minutos a fuego rápido y 10 minutos a fuego lento.

–          Dejar reposar unos minutos y servir.

Valoración nutricional:

Nutriente Aporte % Energía total % Ideal
Energía (kcal) 2285
Proteínas (g) 89 15 12-15
Hidratos de carbono (g) 264 49 50-60
Fibra vegetal (g) 27   25-30 g
Lípidos (g) 91 36 30-35
Colesterol (mg) 298 <300mg/día

Esta fideuà aporta 2285kcal para 4 personas por lo que una persona toma 571kcal. Es un aporte ideal para cualquier persona, incluso para aquellas que estén adelgazando. En la dieta de una persona estándar que necesite 2000kcal, éstas supondrían casi un 30% de la energía total del día, por lo que aún le quedarían muchas calorías que ingerir en el resto del día.

Como podemos ver, se ajusta bastante bien a los porcentajes ideales de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono y lípidos), así como de fibra y colesterol. Por lo que esta comida sería muy equilibrada, porque en un solo plato se incluyen los 3 macronutrientes importantes. Sería ideal acompañarla de una ensalada y una fruta como postre, para asegurar también un aporte adecuado de micronutrientes (vitaminas y minerales).

De interés:

Los rovellones o níscalos son ideales para dietas de adelgazamiento y de control del colesterol, ya que aportan muy poquitas calorías,  apenas casi nada de grasa y nada de colesterol.

Son ricos en fibra por lo que ayudan al tránsito intestinal y evitan el estreñimiento.

También son ricos en potasio y magnesio, minerales ideales para ayudar a controlar la hipertensión. También poseen fósforo, hierro y calcio que son ideales para la formación de los huesos y para ayudar al sistema inmunitario.

Patricia García Alós

Dietista-Nutricionista. NºCol.C.V: 282